Cuatro muertos, más de 3 mil evacuados y millones de hectáreas afectadas por las inundaciones

Un saldo de cuatro muertos, más de 3.000 evacuados, pérdidas de cultivos de algodón y girasol, rutas cortadas y parajes aislados son las consecuencias de las inundaciones provocadas por las lluvias de los últimos días en Chaco, Santa Fe, Entre Ríos y Corrientes.

Las principales provincias afectadas son Chaco, Corrientes y el norte de Santa Fe.
Según señalaron, las autoridades locales y la Cruz Roja Argentina (CRA), la situación “está normalizada” en Santiago del Estero, donde murió un nene que fue golpeado por una rama cuando circulaba en moto con su papá, y en el este de Tucumán, donde también habían caído varios milímetros de lluvia y cientos de personas habían tenido que abandonar sus hogares.

Los otros tres muertos se habían registrado en la localidad correntina de Paso de los Libres, entre ellos una mujer y su hija. “La emergencia más fuerte está por ahora en las provincias de Santa Fe, Chaco, Corrientes y Entre Ríos”, precisó Rodrigo Cuba, director nacional de Respuesta a Emergencias y Desastres de la CRA, en diálogo con Télam.

Según detalló, en Santa Fe hay unos 200 evacuados y un acumulado de 900 milímetros de agua caída, mientras que en Chaco hay entre 1.300 y 1.400 evacuados, en Corrientes unos 800 y en Entre Ríos alrededor de 800. “En Entre Ríos tenemos complicaciones en las zonas cercanas a la ribera del río Uruguay, que está subiendo de manera progresiva”, dijo.

En esa línea, Cuba agregó que se está trabajando para asistir a los evacuados y evitar enfermedades “vectoriales, dérmicas y todo tipo de afecciones transmisibles”. “El acumulado para las regiones del Litoral y el Noreste del país es de 480 milímetros”, dijo, y aclaró: “Se estima que caerá más agua en los próximos días”.

En Chaco cayeron en lo que va de enero 472 milímetros de agua, cifra que se convirtió en el récord de los últimos 66 años para ese mes en la provincia, afirmó la Municipalidad de Resistencia. Asimismo, cultivos de girasol y algodón se vieron afectados en el sudoeste de la provincia, aunque todavía “no se pudieron estimar las pérdidas”, informó por su parte el Ministerio de Producción.

En Corrientes se mantenía esta tarde cortada la ruta 123 hasta la ruta 14 y otras 15 estaban siendo monitoreadas, mientras que algunos parajes permanecían aislados por las lluvias, señaló el gobernador Gustavo Valdés, quien declaró el estado de emergencia en la provincia.

El Servicio Meteorológico Nacional (SMN) estimó que las lluvias continuarán afectando las zonas ya complicadas durante los próximos días, y no descartó la presencia de ráfagas y granizo. En tanto, las Fuerzas Armadas coordinaban tareas de asistencia a los damnificados en Corrientes, Chaco y Santa Fe, informó esta tarde el Ministerio de Defensa nacional.

En el municipio chaqueño de Las Breñas, “los efectivos apoyaban la evacuación de las personas en las zonas que permanecen aisladas, mientras que en Resistencia y Barranqueras las operaciones estaban transitoriamente finalizadas”, detalló la cartera en un comunicado.

En tanto, en Corrientes continuaba la asistencia a los habitantes de Curuzú Cuatiá, mientras que en Santa Fe “efectivos reforzaban las defensas del río Salado en las comunas de Villa Minetti y Margarita”, sentenciaron.

El Director Regional del INTA Santa Fe, José Luis Spontón, estimó en declaraciones a LT10 que suman 3 millones de hectáreas las que, desde el satélite, pueden observarse cubiertas por agua, aunque todavía no pudieron hacerse evaluaciones a nivel de predio.

× Whatsapp