Cuatro tigres de bengala fueron abandonados en San Luis

Según fuentes de Ubuntu, fundación que rescata felinos, los animales formaban parte de un circo ambulante y el dueño del mismo se los dejó a un granjero de nuestra provincia en un vagón de tren, con la promesa de volver a buscarlos, pero nunca apareció.

Los tigres están en el vagón de un tren y prácticamente sin protección contra los elementos naturales. Las autoridades puntanas de Medio Ambiente, el agricultor que los cuida y la Fundación Ubuntu ya trabajan para reubicar legalmente a los tigres en su hábitat natural.

El equipo de Ubuntu Wildlife Sanctuary NPC fue informado sobre la difícil situación de cuatro tigres de bengala abandonados en un camión de tren en Argentina. Según fuentes de esta fundación, los tigres eran parte de un circo ambulante. El dueño del circo no podía permitirse alimentar a los felinos y solicitó a un granjero local que lo ayudara temporalmente a cuidar a los pobres animales, con la seguridad de que volvería a recogerlos. Lamentablemente el dueño del circo desapareció y no se ha vuelto a ver desde entonces, con los tigres varados en el vagón del tren y prácticamente sin protección contra los elementos naturales.

El agricultor, que no tenía experiencia en el cuidado de grandes depredadores, se acercó a su autoridad local en busca de ayuda. Mientras tanto, seguía cuidando a los tigres, con su limitada experiencia y recursos. Sin las instalaciones adecuadas, estos pobres animales se quedaron literalmente viviendo en su propia materia fecal durante años.

Argentina tiene regulaciones estrictas y la propiedad privada de grandes depredadores está estrictamente prohibida. Sin una propiedad probada, las autoridades y el agricultor iniciaron procesos legales prolongados por tres años. Pero, sin una solución en cuanto a dónde se podrían reubicar los animales, se encontraron en una situación de estancamiento ya que encontrar un santuario seguro, verdadero y ético, dispuesto a aceptar y cuidar a 4 tigres por el resto de sus vidas, no es tarea fácil.

Al estar informados de la difícil situación de los tigres, los equipos de Ubuntu Wildlife Sanctuary y The Wildlife Advocates Foundation, nuevamente intensificaron y combinaron esfuerzos porque se lanzó una evaluación de la situación del tigre con una visita in situ, confirmando las condiciones físicas y psicológicas de los animales, sus condiciones de vida, problemas a corto plazo y posibilidades legales de reubicación en Ubuntu.

Lo que encontraron en el lugar fue desgarrador: un vagón abierto con rejas que los exponía a condiciones climáticas extremas -con temperaturas veraniegas superiores a los 30 grados- y viento que soplaba sobre la tierra seca a través del vagón, y solo un pequeño refugio nocturno a modo de escondite. Aunque el granjero alimenta y cuida a los felinos lo mejor que puede, sus recursos limitados y su conocimiento de los tigres lo están sometiendo a una gran presión.

Con el verdadero espíritu de Ubuntu, las autoridades locales de La Secretaría del Estado de Medio Ambiente y Parques de la Provincia de San Luis, el agricultor de buen corazón, y los equipos dedicados de la Fundación Ubuntu Wildlife Sanctuary and Wildlife Advocates, colaboraron y desarrollaron estrategias y procedimientos para reubicar legalmente a los 4 tigres en el NPC Ubuntu Wildlife Sanctuary en SA.

Fotos: Gentileza

Fuente: Fundación Ubuntu