“Cuerpas reales, hinchas reales”: una muestra de fotos que retrata a las fanáticas del fútbol desde una mirada feminista e innovadora

33 fotógrafas de tres países de Latinoamérica se reunieron para mostrar la pasión de las mujeres y de las identidades disidentes por sus equipos. Su trabajo revela una historia muchas veces invisibilizada

“La pasión no distingue cuerpos, ni edades, ni géneros, ni clases sociales”. Ese es uno de los lemas bajo los cuales se presenta “Cuerpas reales, hinchas reales”, una muestra de fotos que fue realizada de manera colectiva por 33 fotógrafas de Argentina, Uruguay y Chile. Con una mirada feminista y una perspectiva de género que subyace a todo el trabajo, este proyecto busca poner el foco sobre el amor y el fanatismo con el que las mujeres y las identidades disidentes se relacionan con sus equipos de fútbol. Este 7 de marzo, en conmemoración por el Día de la Mujer, la muestra saldrá a la cancha en Tecnópolis.

El fútbol históricamente se presentó como un espacio masculino. Hasta el día de hoy, las representaciones de los hinchas se centran generalmente en los varones, dejando de lado a la enorme cantidad de mujeres que concurren a los estadios y a los clubes (al menos hasta antes de la pandemia) o que viven los partidos a través de la TV y la radio, y que sienten los colores con la misma pasión. La intención de “Cuerpas reales, hinchas reales” es desandar esos discursos y poner de relieve aquello que siempre ha estado invisibilizado, silenciado, escondido. El eje, ante todo, es la diversidad de los cuerpos y de las experiencias.https://d91829216fd9ab14aac4ad1775b132a6.safeframe.googlesyndication.com/safeframe/1-0-37/html/container.html

Erica Voget es la cabeza de este proyecto. Esta fotógrafa de La Plata presentó en febrero de 2020 una serie de fotos realizadas con el apoyo del Área de Género del Club de Gimnasia y Esgrima de La Plata y la agrupación ‘Triperxs en Manada”,con el objetivo de “visibilizar cuerpos de mujeres que cuestionen el modelo de representación hegemónica y los estándares de comportamiento asociados culturalmente al rol de la mujer”. Ese fue el puntapié inicial para luego apostar a un proyecto documental mucho más amplio, para el cual abrió la convocatoria a colegas de toda Argentina. Luego se sumaron también desde otros países. “El trabajo colectivo es una herramienta que nos empodera desde la hermandad y el sostener, donde factores como el compromiso y responsabilidad juegan un rol fundamental”, recalcó Voget en diálogo con Infobae.La directora de proyecto retrató a las hinchas de Gimnasia La Plata (Crédito Erica Voget)La directora de proyecto retrató a las hinchas de Gimnasia La Plata (Crédito Erica Voget)

La directora del proyecto calificó a esta muestra colectiva como “cultural, social y política” y entendió que el uso de la palabras “Cuerpas” “genera controversia para aquellos que se detienen en una letra y no en el contenido”. En ese sentido, recalcó que lo que se transmite es “un abanico de mujeres y disidencias luchadoras abriendo caminos, donde mostramos la diversidad que somos y refutamos las imposiciones socialmente impuestas que solo buscan patrones. No existe ese patrón: naturalmente somos distintas y en esta serie nos hermanamos, no solo a través de la fotografía, sino también con los colores y con lo que significan los clubes en la vida de cada una de las retratadas”.

Para Voget, dirigir esta iniciativa implicó ponerse a la cabeza de un equipo de 33 fotógrafas con recorridos y trayectorias distintas. Algunas venían de la rama documental, otras del fotoperiodismo y muchas tenían experiencia en la fotografía deportiva. La unificación de criterios y la edición, a partir del uso de 33 cámaras distintas, fueron los retos más grandes. “El potencial del colectivo es un nuevo desafío y me sorprende cómo se fue armando toda la movida en forma fluida y mágica”, resaltó.

Titi Nicola hace varios años que colabora con el área de prensa de Unión de Santa Fe y ella fue la encargada de retratar a las hinchas Tatengues. “Este proyecto cruza todo lo que yo venía militando: la fotografía, el trabajo colaborativo, el fútbol y el feminismo”, recalcó, al mismo tiempo que destacó que el hecho de escuchar distintas historias la hizo revivir su amor por los colores rojo y blanco. A la hora de hablar de la experiencia que más la movilizó en este camino, comentó: “Un detalle que me gustó mucho es la cantidad de mujeres que hicieron de Unión a sus hijos e hijas. Siempre está esa idea patriarcal de que una es del club del padre, que el varón es quien decide de qué club somos, y me encontré con muchos casos distintos. Hubo uno en particular en que el marido de la mujer que retraté era del otro club de la ciudad (evita nombrar a Colón), pero fue ella la que llevó a la cancha a sus dos hijas. Las retraté a las tres juntas y son fanáticas”.Titi Nicola retrató a las hinchas de UniónTiti Nicola retrató a las hinchas de Unión

Ese combo de fotografía, fútbol y feminismo fue también lo que conquistó a Verónica Raffaelli, quien decidió sumarse a “Cuerpas reales” para retratar a hinchas de Atlanta. Ella, hija de un histórico lateral derecho del Bohemio, sintió que esta era una oportunidad para revertir el lugar que durante siglos se les ha asignado a las mujeres en este deporte. “Desde el inicio de mi vida yo lo viví como un ámbito en el que siempre se nos mezquinó, se nos marginó y se nos negó, desde cualquier lugar en el que hayamos querido ejercer. En mi caso, como jugadora y como directora técnica he sufrido y he visto sufrir a muchas compañeras por no poder ejercer la actividad que una quiere. También pasa como hinchas. Este proyecto me pareció una idea genial, una forma de tejer redes y de visibilizar que estamos, que pertenecemos a este ámbito y que el fútbol tiene que cambiar, tiene que dejar de ser un ámbito completamente machista y patriarcal que excluye a las mujeres y a las disidencias”, planteó la fotógrafa, cuya foto más especial de esta serie es la que le tomó a Emma Giachetti, de 91 años, quien es una leyenda del patín que brilló en la década del 40′ y que fue embajadora del club de Villa Crespo en todo el país.Las Bohemias también tienen su lugar en la muestra (Crédito: Verónica Raffaelli)Las Bohemias también tienen su lugar en la muestra (Crédito: Verónica Raffaelli)

Una mujer trans que se sentía una “exiliada” de Racing y del ámbito machista y patriarcal del fútbol hasta que pudo festejar el título del 2019 en el Obelisco, una fanática de 85 años que no conoce el Cilindro de Avellaneda y que sueña con ir una vez que termine la pandemia, la historia de amor Académico de la Madre de Plaza de Mayo Taty Almeida y el recuerdo de su hijo Alejandro. Esas fueron algunas de las historias que más movilizaron a Camila Ramenzoni, la encargada de fotografiar a las hinchas del club celeste y blanco. “Lo que me motivó fue la posibilidad de retratar a las hinchas y que sea un proyecto hecho por hinchas. Retratarlas a ellas era mostrar algo de nosotras también. A las mujeres siempre nos apartaron, no solo de las tribunas, sino también de la participación en los clubes. En este proyecto hay dirigentas, hay jugadoras de fútbol… Nuestra intención es visibilizar a las hinchas y mostrar a los clubes como una identidad, como algo con lo que crecimos a nivel social, político y deportivo”, sostuvo, y al mismo tiempo destacó la unión que se generó entre las 33 participantes.Las fanáticas de la Academia con parte de "Cuerpas reales, hinchas reales" (Camila Ramenzoni)Las fanáticas de la Academia con parte de “Cuerpas reales, hinchas reales” (Camila Ramenzoni)

Días antes de la muestra, todas las fotógrafas se reunieron en un Zoom que duró tres horas. Allí vio la luz el trabajo final, lloraron, se rieron y revivieron muchas de las experiencias que ya habían volcado en el grupo de Whatsapp. En ese canal compartían las emociones que les causaban los encuentros con las hinchas y también se daban ánimo cada vez que algo no salía según lo esperado.

Esta primera muestra de “Cuerpas reales, hinchas reales” es solo el inicio del camino. Luego del evento en Tecnópolis seguirán otras exposiciones por distintas partes del país. El proyecto ha generado tantas adhesiones y consultas que Voget ya planea embarcarse en una segunda instancia. El entusiasmo está, solo falta el financiamiento para poder llevarlo adelante y para seguir mostrándole al mundo que, definitivamente, la pasión por el fútbol no es solo cosa de hombres.

Fuente: Infobae

× ¿Te ayudamos?