Declaró Vera ante el juez y volvió a decir que el abogado lo quiso violar

Ariel Vera, el ciego procesado por homicidio en grado de tentativa, amplió ayer su declaración indagatoria y apuntó que el abogado Fabián Zárate lo quiso violar en una confusa pelea ocurrida a comienzos de enero en la casa del letrado, en la calle Colón.

 

Lo de ayer era algo esperado. Vera había pedido declarar semanas atrás pero por demoras en el oficio judicial no se concretó el traslado desde el Servicio Penitenciario provincial hasta Tribunales. Hubo un adelanto de la declaración que se filtró cuando el ciego le envió una nota al juez Sebastián Cadelago relatando por escrito lo que ayer expresó de forma verbal.

 

El ciego dijo que se defendió de un ataque sexual. Que el abogado le mordió la boca y le quiso desabrochar el pantalón. Zárate, un hombre corpulento y que esa madrugada había bebido demás, recibió varias heridas con un cuchillo que Vera manipuló –según dijo-, para evitar que lo violasen.

 

Un dato: Vera dijo que en enero, cuando lo indagaron por primera vez, prefirió omitir la finalidad sexual del ataque de Zárate por pudor o vergüenza porque estaba frente a una jueza, la doctora Virginia Palacios.

 

Ahora el juez deberá evaluar la declaración del ciego y analizar si se puede encuadrar como una legítima defensa, lo que le devolvería la libertad.