De Bianchi a Riccardo, así votaron los legisladores puntanos

Son 5 los representantes de la Provincia que, en el día de hoy, se pronunciaron acerca del proyecto de ley que permite la interrupción voluntarira del embarazo.

Una de las participaciones con mayor repercusión a nivel nacional, fue la de Ivana Bianchi (compromiso federal) quien basó su voto negativo en un viral, donde se muestran
acusaciones en contra de la empresa Planned Parenthood, referentes a la venta de partes de fetos abortados.
Advirtió que la ley produciría una proliferación del “tráfico de cerebros e hígados de fetos”.

Victoria Rosso, otra de las legisladoras por el bloque Compromiso Federal, leyó su ponencia palabra por palabra y de manera poco fluida.

Así fundamentó su decisión de no acompañar la despenalización del aborto: “Si estamos debatiendo la legalización de la interrupción del embarazo es porque, como argentinos,
estamos fallando. Al menos yo, me siento responsable”.

En cambio, propuso trabajar con empeño para mejorar nuestro sistema de salud, exigir el cumplimiento de leyes, de más presupuesto para la prevención, proyectos de leyes superadoras para la adopción, protección a la maternidad vulnerable, modificaciones a las leyes de obras sociales. Busquemos programas que refuercen estos puntos”, dijo la diputada.

Andrés Vallone no fue la excepción y su voto fue negativo. “Los diputados debemos legislar para la vida”, fundamentó.

Sin embargo, reconoció que el aborto es un problema social que no se debe ocultar debajo de la alfombra y definió al aborto como una tragedia.
“Los problemas sociales se resuelven con justicia social”, afirmó y fundamentó su voto en su “condición de peronista”.

Una de las objeciones que realizó fue que el Padre no ha sido incluido en el proyecto que se discutió en el recinto.
Por último solicitó: “No matemos a las nuevas generaciones”.

El diputado Karim Alume del bloque Unidad justicialista, inició su ponencia destacando la calidad institucional con la que se llevó a cabo el aborto.

Luego, se expresó en contra del proyecto de ley aunque destacó: “la criminalización lo único que hace es impedir el acceso de las mujeres que abortan a la salud pública”.

Si bien reconoció que la situación de las mujeres que deciden abortar y deben hacerlo en la clandestinidad, su decisión fue no acompañar con el voto este proyecto de ley.

“Se apruebe o rechace esta ley, el país no puede seguir mirando hacia el costado”, concluyó.

Instó a trabajar en las condiciones previas a la decisión de abortar, como la educación sexual y planificación familiar.

La ponencia que mantuvo en vilo a los puntanos fue la de José Ricardo (UCR) por ser uno de los “indecisos”.

Finalmente, acompañó el dictamen de mayoría y reclamó: “hoy tenemos la posibilidad de enterrar 100 años de hipocresía, buscando los consensos y propiciando el debate”