Denuncian a un policía por agredir salvajemente a otro efectivo y golpear a una mujer

Este martes se conoció una resolución del Jefe de la Policía de la Provincia, Comisario General José Darío Neira, que determinaba el pase a disponibilidad de dos efectivos policiales de la localidad de Concarán.

Ambos están acusados de lesiones, amenazas y abuso de armas de fuego en un hecho ocurrido la madrugada del lunes en un domicilio situado en el barrio Leticia de dicha localidad, que es investigado por la Comisaría Distrito 22°, con intervención al Juzgado del Crimen de la Tercera Circunscripción Judicial a cargo de Patricia Besso.

Se trata del Cabo Miguel Ángel Senteno y del Agente José Senteno, a quienes, además, se les iniciaron las actuaciones administrativas a los efectos de atribuir o deslindar responsabilidades y determinar su conducta.

El cabo Miguel Ángel Senteno fue denunciado penalmente por el agente Juan José Altamirano por el delito de “lesiones y abuso de arma de fuego” y también por la pareja del agente José Senteno de haberla agredido físicamente.

“Cuando me disponía a dormirme, ya estaba acostada y mi hija durmiendo, de repente empiezo a escuchar golpes y ruidos fuertes afuera de mi casa”, detalló Macarena Andrade, la mujer agredida por el Cabo Senteno.

“Corrí la cortina de mi casa y vi que lo tenían en el piso al padrino de mi hija Juan Altamirano, que trabaja en la Policía de San Luis. Estaba en el piso, le estaban pegando piñas y patadas y golpeando con un palo, dos contra uno”, detalló la mujer, haciendo referencia al Cabo Miguel Ángel Senteno y a su padre, Miguel Senteno.

En declaraciones a El Corredor Noticias, Altamirano dijo que al salir de la casa donde había ido de visita, “fue increpado y luego golpeado con saña con una tonfa de la fuerza por el Cabo Senteno”, a quien previamente había visto en la vía pública con su padre, que es vecino de Andrade y su esposo.

El agente atacado explicó que mientras estaba siendo golpeado y tras escuchar los gritos, sus familiares salieron de su vivienda para ver qué sucedía. En ese momento, al querer separar al agresor, fue atacada Andrade.

“Cuando vi al padrino de mi hija todo ensangrentado, me desesperé y empecé a gritar”, dijo la mujer. “Me metí por abajo y lo agarré del brazo para empujarlo hasta mi casa, quería salvarlo y que todo eso terminara. Cuando me metí, levanté la mirada por un segundo y mi agresor me miró a los ojos con odio. Ahí fue cuando recibí el impacto, me pegó una piña en la frente, cerca del ojo”.

Según el relato de Altamirano, los golpes cesaron por intervención de Senteno padre, pero aun así su hijo tomó un arma, aparentemente reglamentaria, y disparó dos tiros al aire, como amenaza.

Luego de la agresión, el Agente José Senteno socorrió a Altamirano y a Andrade, que volvió a su casa. Una vez allí, una piedra impactó contra su ventana y escuchó los gritos de amenazas e insultos del Cabo Senteno.

La mujer manifestó estar muy asustada luego del ataque, y poco satisfecha con el accionar de la justicia luego de radicar la denuncia en la Comisaría de Concarán.

“Pedí por favor una orden de alejamiento, porque tengo mucho miedo por mí, por mi hija y por mi marido. Tengo mucho miedo porque me amenazó de muerte, me dijo que me iba a matar”, expresó angustiada. “Yo estoy encerrada y con miedo, mientras él anda suelto por ahí. Quiero sentirme segura y que me den respuestas, no quiero que esto quede así”.

El agente José Senteno, por su parte, fue denunciado por el cabo Miguel Ángel Senteno de lesiones, amenazas y abuso de arma de fuego. El citado también fue denunciado por la madre del Cabo en cuestión, de haber manipulado el arma provista por la Institución y de haber efectuado disparos.

“Le han hecho una falsa denuncia a mi marido”, afirmó Andrade. “Lo han puesto a disponibilidad cuando él no ha hecho nada. Le dieron más importancia a la falsa denuncia que hizo la madre de mi agresor antes que a la mía, que fui atacada”.

“El padre de mi agresor trabaja en la Policía, todos sus hijos son policías. No puede ser que haya tanta corrupción en la Policía de San Luis, esto no puede quedar así”, sentenció la mujer.

× Whatsapp