Denuncias cruzadas entre los integrantes del Tribunal de Cuentas Municipal

AUDIO: MARCOS CIANCHINO (VOCAL DEL TRIBUNAL DE CUENTAS)

{mp3}cianchino21112018{/mp3}

 

Dos integrantes del Tribunal de Cuentas de la Municipalidad de San Luis denunciaron este martes al tercer vocal por demoras en la tramitación de expedientes e incluso lo acusaron de “cajonear” algunos de ellos en diferentes instancias del establecimiento.

Alejandra Martin y Érica Méndez, las denunciantes, acusaron a Marcos Cianchino de paralizar expedientes que llevan incluso más de 9 años de tratamiento en el órgano de contralor. Y aseveraron que desde que asumieron en el Tribunal se agilizaron los trámites de más del 80 por ciento de los documentos.

En conferencia de prensa, Martin y Méndez remarcaron que el tercer vocal lleva más de 10 años en ese lugar y que, en algunos períodos, incluso fue presidente; por lo que apuntaron contra su persona como artífice de las demoras.

Cianchino, en declaraciones a Radio Ciudad, respondió que, en realidad, lo denunciaron a raíz de una serie de acusaciones que él presentó contra la gestión de Enrique Ponce y contra la actuación del propio Tribunal ante el Concejo, por una serie de irregularidades encontradas en las cuentas municipales, aprobadas por mayoría en el órgano de contralor.

“¿Qué interés tendría yo como miembro de la minoría de cajonear algún expediente? Al contrario, quiero ver todos los expedientes”, afirmó el vocal denunciado.

La actual composición del Tribunal asumió en diciembre de 2016: Cianchino fue propuesto por Compromiso Federal, mientras que Martin y Méndez fueron postuladas por el oficialismo municipal. De hecho, ambas habían sido funcionarias de Enrique Ponce: Martin, Asesora Letrada y Méndez, directora de Compras y Contrataciones.

El vocal de la minoría afirmó que, en dos presentaciones ante el Concejo, planteó que había expedientes en los que la Municipalidad había abonado trabajos mediante “redeterminación de precios” cuando, en realidad, el mismo llamado a licitación para la contratación de esas tareas “prohibía el pago de redeterminación de precios”.

Además, detalló que en las cuentas aprobadas por mayoría en el Tribunal hubo otras irregularidades: “Han aprobado expedientes con facturas apócrifas, según criterios de la AFIP”, indicó y agregó que el Municipio abonó facturas “que no están avaladas por AFIP”.

Esa rendición fue “aprobada por mayoría en el Tribunal con mi disidencia”, remarcó Cianchino.

Por otro lado, marcó que las exfuncionarias municipales declararon la caducidad de expedientes vinculados a gastos municipales porque llevaban más de 4 años en trámite en el Tribunal.