Denunció a una pareja por viralizar videos íntimos y amenazarla

AUDIO: GABRIELA FERNÁNDEZ ABERASTAIN (DENUNCIANTE)

{mp3}fernandez22042020{/mp3}

 

Gabriela Fernández Aberastain es la preparadora física y madre de dos menores que el lunes 14 de abril denunció judicialmente a su ex pareja y una mujer por amenazarla y difundir videos íntimos de ella. La causa se está llevando adelante en el Juzgado Correccional 2, a cargo del Dr. Montiveros Chada, por averiguación de delitos como “suministrar material pornográfico a menores”, “amenazas” y “publicación indebida de correspondencia”, todo ello en concurso real.

“Mi ex pareja, el señor Diego Oliveri, me amenazó mucho tiempo con viralizar mis videos, pero no se animaba a hacerlo él. Encontró en esta mujer, su pareja o ex pareja, la cómplice ideal para hacerlo”, explicó la denunciante, quien además aludió a situaciones de violencia de género anteriores que sufrió a costa del acusado cuando eran pareja.

La mujer detalló que el vídeo íntimo, que le había enviado a quien fuera su pareja tiempo atrás, llegó hasta su hijo de 9 años a través de una cuenta fantasma de Instagram. “Por suerte mi hijo no lo vio. Entré en un ataque de desesperación, me sentí tan vulnerable. Era como si me estuviera ahorcando”.

“Al principio sentís la vergüenza convencional de que te vean desnuda en un momento de intimidad. En realidad no cometí ningún delito ni hice nada extraordinario, pero me vulnera y me ataca que muestren mi desnudez. Después me dije, tengo que guardar la vergüenza y salir a defender mis derechos y los de mis hijos”.

La viralización del video se dio en un contexto de amenazas luego de que el denunciado terminara una relación sentimental con otra mujer, Tatiana Yacarini, también denunciada. “Oliveri tiene muchas denuncias, yo estuve con botón antipánico. Él me hostigó siempre”, precisó Gabriela sobre las conductas violentas de su ex. “Parece que se pelearon y él empezó a buscarme a mí, a insistir. Me negué y cuando se enteró que yo estaba saliendo con alguien, enloqueció. Lo peor que le podés hacer a este tipo de personas es seguir adelante con tu vida”, precisó Gabriela.

Según el relato de la entrenadora, su ex novio habría influenciado a Yacarini para sumarse al ataque virtual. “Tengo mensajes de texto que presenté como prueba, tenían un plan macabro. Primero le enviaron el video a mi pareja, que vio que era un video viejo y no pasó nada. Eso los enfureció el doble y se lo enviaron a mi familia”.

Este lunes, el juez Montiveros Chada ordenó allanar los domicilios de ambos denunciados, en San Luis y Juana Koslay respectivamente. Los efectivos secuestraron celulares, tabletas y computadoras. En su denuncia, Gabriela detalla que los acusados habrían creado cuentas falsas en redes sociales para enviar el video a su familia y conocidos.

Además del daño emocional que le generó la situación, la deportista detalló que le trajo problemas en lo social y económico. “Por suerte tuve el apoyo de mi familia, pensé que me volvía loca. Hasta pensé en cambiarme de provincia”, explicó.

“Un grupo de madres habían presentado la inquietud en el colegio de retirar a mi hijo, porque no sería una buena influencia por el video de su madre. En el colegio no le dieron lugar, pero

fue una situación horrorosa”. La entrenadora también explicó que por la difusión del video perdió el patrocinio de una marca de suplementos proteicos, que la había contratado luego de coronarse campeona argentina de Wellness Senior de Fitness el año pasado.

“Esto no es pornovenganza, no es extorsión, es maldad”, remató Gabriela.