Desayunos saludables y completos para arrancar el día con energía

Ya sea para estudiar, trabajar o desempeñar cualquier actividad, la ingesta de alimentos, a través de un desayuno saludable, es fundamental para que el organismo tenga una fuente energética.

Luego del descanso nocturno, el cuerpo necesita recuperar los niveles de azúcar en la sangre perdidos al llevar entre 6 y 10 horas de ayuno. El azúcar (glucosa) es la fuente de energía del organismo. Algunos especialistas sugieren que es necesario tomar en desayuno lo ante posible luego de haber despertado, dado que de esa manera se le da al cuerpo los nutrientes que necesita y también se le da tiempo para procesarlos y comenzar bien la jornada. 

Un buen desayuno debe aportar un 20% o 25% de la ingesta calórica requerida en del día. Así, es posible afirmar que debe aportar, por lo menos, 400 calorías. Pero esas calorías deben provenir de diversos grupos de alimentos, no de uno solo. Esto significa que un desayuno adecuado debe tener el aporte calórico mencionado, pero además debe ser variado desde el putno de vista nutricional. 

Para aquellos que no tienen incorporado el hábito del desayuno, o para quienes simplemente tienen poco tiempo para hacerlo, hay algunas recetas que se pueden hacer de manera rápida en casa. Así, se empezará bien el día y se le dará al cuerpo la energía que necesita. Cabe mencionar que las recetas en cuestión se pueden combinar entre sí para que la primera comida de la jornada sea todavía más nutritiva y completa. 

Tortilla de huevo y espinaca

Parece una receta de almuerzo o cena, sobre todo por los gustos predominantes en Argentina, pero se puede consumir perfectamente en el desayuno. Para hacerla se necesitan: 

1/4 kilo de espinacas picadas

2 huevos

Una cucharada de aceite de oliva

Sal y pimienta al gusto

Batir previamente los huevos con sal, pimienta y hierbas aromáticas al gusto. Luego, en una sartén con antiadherente, sofreír a fuego medio todos los vegetales en aceite de oliva, revolviendo constantemente sin dejarlos quemar. Distribuir uniformemente los vegetales en la sartén y agregar los huevos batidos. Dejar dorar la tortilla, voltearla con la ayuda de una espátula y servir.

Omelette de huevo con jamón

Otro clásico que se podría interpretar como almuerzo o cena, pero que para un desayuno completo es ideal. Para hacerlo se necesitan: 

2 huevos

50 gramos de queso bajo en grasa

50 gramos de jamón cortados en trocitos

1/2 taza de leche

1/2 taza de harina integral

1 cucharada de aceite de oliva

Sal y pimienta al gusto

Batir en un bol los huevos hasta que la clara y la yema se mezclen; luego, agregar la harina, la leche y la sal y pimienta al gusto. En una sartén antiadherente, poner aceite de oliva a fuego medio y, cuando esté caliente, agregar la mezcla hasta cubrir el fondo del sartén, logrando un grosor de medio centímetro aproximadamente. Agregar el queso y el jamón y doblar la tortilla. Dar vuelta, dejar cocinar y servir.

Fuente: iprofesional