Descubren los restos de uno de los primeros dinosaurios que habitó la Tierra

El hallazgo de Ingentia prima, como se bautizó a la especie, adelanta en 300 millones de años el origen del gigantismo. En base al fósil se calcula que el dinosaurio, encontrado en el yacimiento de Balde de Leyes, en Caucete, provincia de San Juan, habría pesado hasta diez toneladas.

 

Cecilia Apaldetti , investigadora del Instituto y Museo de Ciencias Naturales de la Universidad de San Juan (IMCN) y del CONICET, afirmó que “esta nueva especie muestra una estrategia de crecimiento desconocida hasta ahora e indica que el origen del gigantismo se produjo mucho antes de lo que se pensaba”.

 

Hasta este momento se creía que el gigantismo había surgido hace aproximadamente 180 millones de años, durante el período Jurásico, pero Ingentia prima vivió a fines del Triásico, “entre los 210 y 205 millones de años”, precisó la autora principal del estudio, publicado este lunes en la revista especializada Nature Ecology & Evolution.

 

Por su parte el doctor Ricardo Martínez, también investigador del IMCN y coautor de la publicación, comentó a la agencia que “el nombre de esta nueva especie, ‘Ingentia’, hace referencia a su tamaño colosal, en tanto que ‘prima’ indica que es el primer gigante conocido hasta hoy en el planeta”.

 

“Gigante, sobre todo, para su momento en la evolución”, remarcó Apaldetti, que en esa línea sumó que en el ejemplar se encuentra “el origen del gigantismo, los primeros pasos para que, más de 100 millones de años después, llegaran a existir saurópodos de hasta 70 toneladas como los que vivieron en la Patagonia”.

 

En concreto lo que no se sabía, hasta ahora, es que hace más de 200 millones de años el gigantismo ya se había desarrollado. Ingentia prima es uno de los sauropodomorfos del Triásico; especies de las derivaron los dinosarurios herbívoros cuadrúpedos y de cuello largo más grandes registrados hasta el momento, por ejemplo el Patagotitan, Puertasaurus o el Argentinosaurus.