Descubrieron 861 kilos de marihuana abandonada al costado de una ruta

Un suboficial mayor retirado de la Policía formoseña, que circulaba en auto por la ruta nacional 11, se detuvo en la banquina y al desplazarse por pastizales contiguos descubrió cajas de cartón sospechosas que contenían 861 kilos de marihuana, informó el comisario Raúl Lugo, jefe de la Secretaria de Relaciones Policiales de la institución. El inusual suceso ocurrió este viernes a la altura del kilómetro 1202.

En ese punto exacto del camino, la ruta se cruza el riacho Pilagas, cerca de la frontera con Paraguay. El miembro de la fuerza retirado no había visto nada sospechoso y había decidido frenar para hacer un alto en el camino. Según indicaron fuentes policiales locales, el ex policía nunca se imaginó que los paquetes que vio al adentrarse entre los pastizales sería droga, sino que pensó que se trataba de “contrabando de cigarrillos”.

El suboficial retirado “inicialmente suponía que estaban ante un caso de contrabando de cigarrillos” por las marcas impresas en las cajas -precisó el vocero- pero el policía informó rápidamente a la dirección de Drogas Peligrosas, cuyos efectivos llegaron al lugar donde realizaron un minucioso rastrillaje. Allí encontraron 1.049 panes de marihuana prensada en 23 bultos.

Intervino entonces la fiscal federal en turno que dispuso que todo lo incautado sea trasladado a dependencias policiales mientras se estima que la droga descubierta posee un valor aproximado a los 10 millones de pesos. Ahora restará conocer cuáles fueron los motivos y las circunstancias por las cuales los narcotraficantes decidieron deshacerse de tremendo botín y saber si tenían intenciones de pasarlo a retirar más tarde.

Aunque parezca insólito, una de las hipótesis que manejan los investigadores ante tamaño “descarte” es que algún informante les habría avisado respecto de controles policiales en las inmediaciones y por ese motivo, la banda habría decidido bajar del vehículo en el que lo transportaban. Otra posibilidad es que haya ingresado a través del riacho Pilagas y lo dejaron a la vera del afluente para su futura recolección. Algo que finalmente nunca ocurrió.

 

Fuente: Elintransingente