Desde enero, se prohibirá la utilización de plásticos de un solo uso en la ciudad

Bolsas, cubiertos descartables, sorbetes, vasos y otros objetos de plástico de un solo uso estarán prohibidos a partir del 16 de enero de 2021 en la ciudad.

Estos productos altamente ubicuos son muy perjudiciales para el medio ambiente, ya que tardan más de 500 años en degradarse. La iniciativa municipal, desarrollada por la Subsecretaría de Control Ambiental, apunta a mitigar el impacto que generan estos productos y evitar su entrega en la toda la capital puntana.

“El 16 julio salió publicada en el boletín oficial una ordenanza nueva donde se prohíbe el uso de bolsas comunes de plástico y todos los plásticos de un solo uso, que son esos descartables que usamos y no volvemos a reutilizar. Por su ciclo de vida, esos objetos ya son una problemática que se visualiza en todo el mundo”, explicó Eliana Giorda, subsecretaria de Control Ambiental municipal.

Según el articulado del proyecto, se establece una reducción en la entrega y la utilización de artículos de un solo uso como sorbetes, vasos descartables, bolsas tipo camisetas –de menos de 50 micrones- y utensilios plásticos.

Además, dispone, el reemplazo de las bolsas por productos compostables o biodegradables. De igual manera, la regla instituye sanciones por el no cumplimiento de la norma.

“Desde el 16 de octubre pasado ya no se debe ofrecer, obviamente que los comerciantes tienen en su stock y tienen hasta enero para ir entregándolo gradualmente, pero tiene que reducirse, no ofrecerse. Desde enero ya queda prohibido. La idea es reducir primero y después reciclar”, remarcó Giorda.

La subsecretaria precisó algunos de los inconvenientes que genera el uso de estos elementos: “Por ejemplo, la bolsita camiseta se la puede encontrar en espacios públicos, enganchada de árboles o en cualquier lugar. En muchos casos terminan obstruyendo los desagües, son bastante problemáticas y es una bolsa que dura unos pocos segundos de uso. Otro caso es el de los plásticos que usan en las florerías y es descartado en cuestión de segundos”.

Además de los comercios, los supermercados también deberán adherir a la norma y reemplazar las bolsas que se entregan por aquellas que sean biodegradables. En tanto, solo se exceptúan los plásticos que vienen en los envoltorios alimenticios y tienen que ver con la profilaxis, tan importante es tiempos de pandemia.