Desmontarán para planta fotovoltaica y eólica en San Juan

El proyecto es de un privado, está a un paso de lograr las habilitaciones en Ambiente y si lo logra se instalará a metros del Parque Nacional El Leoncito.

Arrasarían con un bosque de retamos de 300 años para instalar una planta fotovoltaica y eólica en Calingasta. La alarma se encendió esta semana en Calingasta después que un rumor comenzó a circular por el pueblo: “Van a desmontar el bosque de retamos de la pampa (por El Leoncito) para instalar una planta fotovoltaica y eólica”.

El proyecto ya tendría algunos avales y se realizaría sin consulta previa y/o Audiencia Pública.

“Yo tengo entendido que la Secretaría de Ambiente había rechazado ese proyecto”, dijo el intendente Jorge Castañeda. “Al municipio no han informado nada, pero me pondré en contacto con el secretario de Ambiente de la provincia para que me confirme o no esto”, agregó.

“De todos modos, si es necesario hablaré con el gobernador (Sergio Uñac) porque no corresponde que se apruebe un proyecto de esta naturaleza sin pasar por la audiencia pública. Porque hay que darle participación a la gente del departamento para que decida si quiere o no el proyecto y en un lugar como este”, afirmó Jorge Castañea, intendente de Calingasta.

Según fuentes calificadas, al proyecto de energía renovables lo quieren instalar a metros de la zona denominada “Pampa o Barreal El Leoncito” considerado sitio histórico y monumento natural provincial.

Cabe recordar que por el lugar también se encuentra el Camino del Inca (Qhapaq Ñan) que en el 2014 fue reconocido por el Centro de Patrimonio Mundial de la Unesco como testimonio único y excepcional de la civilización inca.

La misma fuente contó que para llevar a cabo el proyecto se tendría que arrasar con un bosque de retamos de más de 300 años. “Por otro lado”, dijeron, “no han tomado en cuenta que ese lugar es ruta de cóndores y un parque eólico en ese lugar sería la muerte para ellos”.

Barreras levantadas

Según se pudo saber el propulsor del proyecto es un privado y su primer intento de aprobación fue en el 2017, pero tras los dictámenes de los especialistas y organismos involucrados, fue rechazado al año siguiente. No obstante, hizo algunas modificaciones y lo volvió a presentar en 2020; y esta vez parece que avanzó, logró las rubricas que necesitaba y ya tiene algunas barreras levantadas para su realización.

En azul la división parcelaria del sitio y en el rectángulo lleno, el lugar preciso donde se instalaría la planta fotovoltaica y eólica.

Fuente: AIM Digital

× Whatsapp