Después de 10 años, comienza el juicio contra un padre que abusó de sus hijas

 

La abogada de las hermanas puntanas confirmó que este martes comienza el juicio oral contra Javier M., el padre biológico de las jóvenes, el único imputado en el caso y el cual se encuentra detenido hace 3 años en el Servicio Penitenciario de la provincia.

Este caso fue denunciado en el año 2007 por la madre de las jóvenes, en la Cámara Penal N° 1, donde se generó el expediente con los testimonios de las victimas pero no avanzó nada. Según fuentes oficiales, cuando toma el caso el juez Sebastián Cadelago Filippi, comenzó a avanzar.

Diez años después de la denuncia, primero se detuvo al acusado, luego se llamo a las jóvenes a declarar, incluyendo a la madre y desde ese 15 de junio de 2016, el imputado está detenido.

Karina Mantelli es la abogada de Tamara M. y Mariana M., las hermanas que durante muchos años fueron víctimas de abuso sexual por parte de su padre biológico.

En su momento la carátula era “abuso deshonesto”, por lo cual no se podía hacer mucho. Hoy en día la carátula de la causa es otra, es “abuso sexual gravemente ultrajante agravado por el vínculo”. 

“En julio de 2018 se fijo la fecha para el juicio, desde ese momento se da inicio al juicio y el abogado defensor planteo una nulidad a la acusación fiscal”, informó Mantelli.

El 29 de octubre era la fecha del juicio, parecía ser el gran día, finalmente Javier M. iba a sentarse en el banquillo de los acusados, pero su abogado, José Olguín, logró frenar una vez más el proceso.

“El abogado defensor dijo que las dos jóvenes fueron sometidas a pericias psiquiátricas y psicológicas que iban a ser presentadas como prueba, pero el letrado solicitó que se suspendiera el juicio porque durante las pericias no hubo un perito de parte”, explicó la abogada.

La Cámara del Crimen 1 le dio lugar al pedido para evitar nulidades y ahora se tiene que volver a hacer el peritaje.

Actualmente se fijó la fecha del juicio para este 12 de noviembre, “en el transcurso del juicio  se realizarán las pericias que faltan terminar en horarios de la tarde, para no seguir perturbando a las chicas porque ellas están ya desbordadas”, indicó indignada Karina Mantelli.

La abogada informó que este año en febrero la acusación nueva es de 20 años, se modificó de la que estaba pedida por solo 17 años.

“La madre está igual que las chicas, se siente culpable de no haberse dado cuenta antes. Igual ella actuó a tiempo, a penas se entero. Ella hizo todo lo que correspondía y lo que pensaba que se podía hacer”.

“Si terminamos con todos los peritos y los testigos entre mañana y el miércoles, yo calculo que el jueves o viernes tenemos que tener alegato y el veredicto” concluyó la abogada.