Detenido por el femicidio en Villa Gesell se declaró inocente y pide la excarcelación

Un detenido por el femicidio de su concubina, quien fue hallada asesinada en su casa de Villa Gesell, se declaró inocente hoy al asegurar ante la fiscal de la causa que él creyó que la mujer estaba “dormida” y que, como no se despertaba, llamó a la Policía, mientras que su defensa solicitó la excarcelación extraordinaria, informaron fuentes judiciales.

Se trata del acusado Augusto Pedro Fiorentino (54), quien esta tarde fue indagado por la fiscal Verónica Zamboni acusado del delito de “homicidio agravado por el vínculo y por mediar violencia de género” de Sandra Pastori (45), que presentaba signos de haber sido asfixiada y murió por un paro cardíaco traumático.

Fuentes judiciales informaron que el imputado declaró que el día del hecho se levantó por la mañana y, como creyó que su mujer estaba “dormida”, se fue a trabajar.

Siempre según el acusado, cuando éste regresó, advirtió que su concubina seguía igual, por lo que decidió llamar a la Policía.

Los mismos voceros señalaron que el hombre relacionó lo ocurrido con que la víctima era, de acuerdo con su versión, una persona alcohólica.

“No tuvo ninguna muestra de angustia durante su relato”, explicó un vocero judicial, quien consideró que esta actitud aumenta las sospechas de los pesquisas sobre el detenido.

En tanto, tras la indagatoria, la defensa de Fiorentino solicitó la excarcelación extraordinaria, cuestión que será resuelta por el juez de Garantías 5 de Villa Gesell, David Mancinelli.

Por su parte, los médicos forenses determinaron que la mujer sufrió “un paro cardíaco traumático producido a consecuencia de maniobras previas de asfixia y trastorno sensorio debido al corte de circulación sanguínea por presión en carótidas”.

Para los peritos, hubo “hubo un probable doble mecanismo asfíctico”, detallaron las fuentes consultadas.

De acuerdo a la acusación, el crimen ocurrió entre las 21.30 del 22 y las 9.30 del 23 de octubre último, en una casa situada en Paseo 107 bis y avenida 21, de Villa Gesell, donde la víctima convivía con el ahora detenido.

Esa mañana, el cadáver de la mujer fue encontrado sobre la cama matrimonial por efectivos policiales que recibieron un llamado al 911.

Luego de que la autopsia confirmó que se trató de un homicidio, la fiscal Zamboni, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 6 de Villa Gesell, ordenó la detención del concubino, a quien la mujer había denunciado por violencia de género en reiteradas oportunidades.

La fiscal tuvo en cuenta las declaraciones en ese sentido de familiares y allegados a la víctima, además de la existencia de algunos hematomas de vieja data hallados en su cuerpo.

Fuente: La Capital Mar del Plata