Detuvieron a un bombero vinculado al asesinato de la activista Marielle Franco

Autoridades policiales y judiciales detuvieron en Río de Janeiro a un sargento del cuerpo de Bomberos vinculado con el crimen de la concejala y activista de derechos humanos Marielle Franco.

De acuerdo con la Fiscalía, el sargento Maxwell Simoes Correa fue dueño de un auto donde se guardaron armas que luego fueron arrojadas al mar. Se presume que entre ellas estaba la que se usó en el homicidio de Franco y su chofer Anderson Gomes. A más de dos años del asesinato de la activista, su familia y organizaciones sociales exigen que se llegue hasta los autores intelectuales del crimen.

El vehículo del bombero pasó a manos de Eliane Pereira Figueredo Lessa, esposa del expolicía Ronnie Lessa. Este fue detenido en marzo de 2019 junto con otro expolicía, Elcio Vieira de Queiroz, acusados de ser los autores materiales del crimen. Según la fiscal del caso Simone Sibillo, el bombero es responsable por el delito de obstrucción a la Justicia. “Por eso fue investigado, denunciado y arrestado. Participó en el ocultamiento de varias armas, que fueron arrojadas al mar. Si el arma utilizada en el crimen estuvo allí, no podemos decirlo”, aseguró la fiscal. Según las investigaciones, las armas fueron ocultadas por la esposa de Ronnie Lessa.

La mujer contó con la cooperación de su hermano Bruno Pereira Figueiredo y de otros dos conocidos (José Marcio Mantovano y Josinaldo Lucas Freitas), todos ya denunciados por el crimen. Las armas fueron transportadas desde la casa de Lessa hasta un supermercado donde estaba el automóvil. Luego fueron entregadas a un barquero que las llevó a alta mar y las tiró en el océano.

El bombero de 44 años fue detenido en su hogar, una mansión ubicada en Barra de Tijuca, un acomodado barrio de la zona oeste de Río. La mansión de Simoes Correa está valuada en 1,9 millones de reales (unos 396.000 dólares), un precio que no se ajusta a los ingresos del bombero. Su salario mensual era de unos 6.000 reales (unos 1.250 dólares). No obstante, la fiscal indicó que la denuncia no se debe a una investigación financiera.

Franco y Gomes fueron asesinados a tiros la noche del 14 de marzo de 2018 cuando salían de un acto político en el centro de Río de Janeiro. Franco (1979-2018), negra, criada en una favela, lesbiana, defensora de los derechos humanos y militante del Partido Socialismo y Libertad (PSOL), era reconocida por su defensa de las minorías. Había hecho fuertes críticas a los abusos policiales en las comunidades más pobres de la ciudad. La socióloga trabajaba por los derechos de los más necesitados, especialmente mujeres, jóvenes negros y población LGTBIQ. Su caso se convirtió en emblemático para organizaciones de defensa de los derechos humanos en el mundo entero.

 

Fuente: Página 12

× Whatsapp