Día de la Milanesa: porqué se celebra hoy en Argentina

Por iniciativa de un grupo de fanáticos a través de las redes sociales, desde 2012 el 3 de mayo se celebra en Argentina el Día de la Milanesa, una de las comidas más populares en el país aunque hay muchas dudas respecto de su origen.

Napolitana, con ensalada, en sandwich, con papas fritas, con puré, a caballo y hasta de soja, la milanesa se puede comer de distintas formas

El origen de la milanesa

No es fácil establecer el origen de la milanesa ya que si bien es una comida muy arraigada en Argentina, se estima que la trajeron los inmigrantes.

Pietro Sorba, un especialista, señala en uno de sus libros que la milanesa nació en 1134 y se llamaba lombolos cum panitio, es decir carne de lomo apanada.

El Día de la milanesa se celebra cada 3 de mayo en Argentina.

Otros historiadores de la gastronomía indican que el origen de la milanesa es en Austria y llegaron a Italia en el siglo XIX, con las invasiones austríacas a Italia, sobre todo en el norte.

Esta teoría se basa en que en Italia la milanesa no es tan popular y según el chef Donato de Santis “viene de Austria donde se llama wiener schnitzel (escalope vienés) y se hacía con carne de cerdo. De allí llegó al norte de Italia donde se empezó a hacer con carne de vaca”.

En Milán, donde muchos creen que nació la milanesa se la llama cotoletta alla milanese y tradicionalmente se usa el bife entero, apanado, con hueso y todo.

Un dato es que recién en 2008 las autoridades de Milán la declararon patrimonio oficial.

En Argentina, la milanesa aparece en un recetario de 1880 que se llama Almanaque de la Cocinera Argentina e incluso en el primer libro de recetas que se editó en el país (era un libro español), en 1833, hay una receta de milanesa con papas fritas.

La milanesa napolitana

Contra lo que muchos piensan relacionando su nombre con las ciudades italianas de Milán y Nápoli, hay una leyenda urbana de que la milanesa napolitana es un invento argentino surgido en los años 50, en una fonda que estaba enfrente del Luna Park.

El dueño del restorán se llamaba José Nápoli y la idea del cocinero (Jorge La Grotta) de cubrir la milanesa con queso y salsa de tomate surgió para que los clientes no vieran que las milanesas estaba quemadas.

Fuente: Diario UNO

× ¿Te ayudamos?