Día Mundial de las Tortugas Marinas: seis de las siete especies están en peligro de extinción

El 16 de junio se celebra el Día Mundial de las Tortugas Marinas, una fecha que coincide con el nacimiento en 1909 de Archie Carr, científico, ecólogo y el mayor conservacionista de tortugas marinas. Originario de Alabama, luchó toda su vida por el mantenimiento poblacional de estos reptiles y gracias a su obra se tomó conciencia de la importancia de preservarlas.

Las tortugas han atravesado los océanos del mundo durante más de 100 millones de años. En los últimos 500 años se ha producido un alarmante descenso de las poblaciones de tortugas: seis de las siete especies de tortugas marinas están en la lista roja de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) y están en peligro de extinción.

En la actualidad las amenazas a las que se enfrentan las tortugas son la pesca industrial, la contaminación por plásticos y y los cambios drásticos que están sufriendo los océanos producto de la crisis climática. 

Las tortugas marinas se distribuyen en gran número por todo el globo y ocupan un nicho crucial dentro del ecosistema marino. Viven en una gran variedad de hábitats y migran miles de kilómetros a través de los mares para viajar entre las playas de anidación, los lugares de apareamiento y las zonas de alimentación.se distribuyen en gran número por todo el globo y ocupan un nicho crucial dentro del ecosistema marino.

“Está demostrado que las áreas marinas protegidas aportan muchos beneficios a la conversación de las tortugas y otras especies. Las tortugas marinas son migratorias, por lo que se necesita una red de áreas marinas protegidas que proteja el 30% de los océanos del mundo y que eso incluya a las aguas internacionales. De esta manera, las poblaciones de tortugas tendrán mayores oportunidades de recuperación. Para lograr este objetivo, es necesario acordar en la ONU un nuevo Tratado Mundial sobre los Océanos que permita la protección de la vida y los hábitats marinos fuera de la jurisdicción nacional”, dijo a Filo.News Luisina Vueso, coordinadora de la campaña de océanos de Greenpeace. 

En Argentina, la Ley Nacional 22.421, el decreto 666/97 y las resoluciones 1089 (del año 1998), 3 (del año 2001) y 91 (del año 2003) protegen a las tortugas marinas a nivel nacional. Además, Uruguay y Argentina han suscrito a diversos acuerdos internacionales para la protección y conservación de diversas especies entre las cuales se incluyen las tortugas marinas. 

En el 2018 el Gobierno nacional creó hoy un programa que busca proteger a las cuatro especies de tortugas marinas que habitan el mar argentino de las redes pesqueras y la contaminación. 

El Programa de Acción para Reducir la Interacción de Tortugas Marinas con Pesquerías, apunta a proteger a las especies de tortuga verde (Chelonia mydas), cabezona (Caretta caretta), carey (Eretmochelys imbricata) y laúd (Dermochelys coriacea), que utilizan el mar argentino como ruta migratoria y área de alimentación y desarrollo.

Las aguas templadas de la plataforma argentina constituyen la zona de alimentación más austral del Atlántico Sudoccidental para al menos tres especies de tortugas marinas provenientes de zonas de reproducción tropicales. El estuario del Río de la Plata y su Frente Marítimo es la zona de alimentación más intensamente utilizada por las tres especies en distintas etapas de su ciclo de vida. 

Las tortugas marinas arriban todos los años a esta zona de alimentación, en la que permanecen desde finales de la primavera hasta comienzos del otoño. Luego, migran hacia zonas de alimentación más cálidas del sur de Brasil obligadas por las bajas temperaturas del mar en invierno. La distribución local abarca desde el Río de la Plata hasta la costa marina de la provincia de Río Negro. Nuestro mar, que se encuentra dentro de su ruta migratoria, constituye un área de alimentación y desarrollo.

Fuente: Filo.news

× Whatsapp