Dice que su novia se “suicidó” mientras que la familia de ella denuncia femicidio

Familiares y amigos de Camila F., una joven de 20 años que apareció sin vida en la ciudad de San Guillermo, provincia de Santa Fe, denuncian que se trató de un femicidio mientras que la pareja de ella dijo que apareció “ahorcada”. 

Camila, oriunda de San Fernando, se fue a vivir en julio del año pasado a la provincia de Santa Fe junto a su pareja, Damián Boetti, a quien conoció mediante un juego online. El jueves por la noche, ella se comunicó con su hermana para contarle que habían discuto. 

“Me dijo que le había encontra mensajes con otra chica. Él se enojó porque ella le había revisado el celular. Camila dijo que quería volver y no pensaba estar un minuto más ahí. Por eso le indiqué que hablara con su papá para que la fuera a buscar”, contó Melina, su hermana, en diálogo con cronica.com.ar.

Por otro lado, ella repetía que “no quería vivir más”, que estaba “decidida de eso”, pero todos estos mensajes fueron por escrito: “nunca lo escuchamos de su propia voz”, aseguró Melina. Hasta que en un momento, “dejaron de llegar mensajes y entramos en desesperación”. Su pareja, Damián, “no nos respondia, o respondía tarde y decia que la estaba buscando”.

Hasta que apareció un supuesto “indicio” de su paradero: “Leyó una supuesta nota que dejó pero que nunca vimos. Luego de insistir, nos mandó un audio en la madrugada diciendo que la encontró ahorcada”, recordó. 

En ese momento, comenzó la odisea para poder trasladar el cuerpo a la provincia de Buenos Aires: “Mis papás llegaron a Santa Fe el viernes y la encontraron en la comisaría, nunca estuvo en una morgue ni en el hospital, la querían descartar lo antes posible”, denunció la joven a este medio. 

La familia de Boetti, “nunca dió la cara y la madre es policía” y en ese momento, “no permitieron la autopsia ya que supuestamente no había dudas que era un suicidio aunque nunca le vimos las marcas en el cuello ni pudimos reconocerla porque ya lo había hecho el novio”. 

Finalmente llegaron en la mañana del sabado y fue cuando comenzaron a recibir testimonios de los vecinos de Camila: “Nos dijeron que escuchaban los gritos de cómo él la maltrataba y que la vieron golpeada. Nosotros no eramos conscientes que sufría violencia porque no nos ontaba nada”, Ahora exigen la exhumación y autopsia y “que nos permitan ver las fotos de sus golpes, que seguramente están en su celular”. 

Son muchas las “irregularidades” que ellos perciben en la muerte de Camila: “El día que la enterramos él estaba afuera con dos chicas tomando vino como si nada sucediera y ahora nos comunican vecinos de allá que se fueron a otro pueblo a esconderse”. Además, la noche de en que la joven apareció sin vida, “él estaba con una vestimenta, y a los 20 minutos estaba bañado y llevaba otra”, insistió. 

“Nos vamos a concentrar en la estación de San Isidro y vamos a marchar hasta los tribunales para que nos escuchen. Queremos que se dé a conocer el caso y que se haga justicia por mi hermana. Dejá una familia destruida”, concluyó Melina. 

La Fiscal a cargo, Hemilce Fissore, explicó que que ya dio la orden para realizar la autopsia de Camila, pero se debe gestionar en otra provincia, ya que el cuerpo de la joven está en provincia de Buenos Aires, donde viven sus familiares. Además, indicó que este lunes se otorgó la investigación de la causa a personal de la Delegación de Trata de Personas de la ciudad de Rafaela. 

Fuente: Crónica