Disparidades entre las provincias para aplicar nuevas restricciones

Si bien predomina la preocupación y el temor ante el incremento exponencial de los contagios por coronavirus y la crítica ocupación de camas en el sistema sanitario, las provincias han tomado caminos dispares en cuanto a la aplicación de mayores restricciones a la circulación, con algunas jurisdicciones decretando la suspensión de clases presenciales y el cierre de más actividades, mientras que otras se resisten a restringir y prefieren monitorear día a día la evolución epidemiológica.

En ese marco, provincias como Catamarca, La Pampa y Santa Fe comenzaron con nuevas medidas restrictivas, en algunos casos incluyendo la suspensión de las clases presenciales, mientras que Corrientes volvió a Fase 3 y Santiago del Estero, San Juan y San Luis analizan ampliar las medidas vigentes. En cambio, otras jurisdicciones como Mendoza, Córdoba y la Ciudad de Buenos Aires optaron por estrategias más flexibles que procuran mantener la mayoría de las actividades en funcionamiento.

Tras la reunión de ayer entre el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero; el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta; y el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, desde el Gobierno bonaerense indicaron que se apuesta a “la continuidad del esquema actual de medidas de cuidado, intensificando los controles para que las mismas se cumplan de manera estricta”, dijeron a Télam fuentes de la provincia.

El ministro de Salud bonaerense, Daniel Gollan, señaló que en la Provincia “venimos con un nivel de aumento de casos bastante importante” y explicó que si bien en “las últimas semanas había una ralentización en la caída de casos, producto de las medidas que se habían tomado”, ahora “las expectativas de que continuara esa tendencia (a la baja) con mayor velocidad esta semana ya están definitivamente terminadas” con el nuevo récord de casos registrado ayer, que superó los 18.000 contagios confirmados.

En las dos últimas semanas de mayo, “el total aumentó unos 300 casos”, indicó Gollan y apuntó que “el conurbano siguió con una pequeña tendencia declinante pero en el interior aumentó. Dejó de bajar la curva como venía y está aumentando a expensas de los casos del interior y con un número altísimo en toda la provincia”. Por eso, indicó que las nuevas medidas que puedan tomarse a partir del sábado “se inscriben en un proceso de vacunación intenso” y resaltó que “continuamos con un ritmo de vacunación muy importante, con expectativa para estos 25 días de una dimensión importantísima”.

En Santa Fe, el gobernador Omar Perotti dispuso suspender a partir de hoy y por diez días las clases bajo modalidad presencial en las ciudades de Rosario, San Lorenzo y Santa Fe capital, lo más poblados de la provincia, que ingresaron en la categoría de “alerta sanitaria”, luego de consultar con intendentes y presidentes de comunas.

La ministra de Salud santafesina, Sonia Martorano, admitió que “en Santa Fe estamos en un momento de alta tensión sanitaria” y aclaró: “No digo colapso porque todo el que ha requerido atención la tiene, lo que pasa es que estamos en un límite muy finito. Tenemos camas de terapia aún, pero no las necesarias para afrontar esta situación pandémica compleja y dinámica”.

A su vez, Martorano apuntó que afrontan “una situación compleja, transitando una segunda ola que no tiene comparación con la primera” y puntualizó que “está muy grave la situación en la provincia. No por contagios, pero si por la ocupación de camas”.

En Córdoba, las autoridades provinciales mantienen reuniones desde ayer con intendentes, jefes comunales y del sector productivo, económico y de servicios, con el objetivo de tratar de consensuar la ampliación de medidas restrictivas como consecuencia del aumento de contagios de coronavirus en las últimas semanas.

Mientras tanto, el Gobierno no modificó el esquema de restricciones y mantiene las actividades presenciales de las clases, con suspensiones focalizadas en algunas localidades por aumento de contagios, como en las poblaciones de Colonia Bismarck, Monte Maíz y San Marcos Sud, informó la dirigencia de la Unión de Educadores de la Provincia de Córdoba (UEPC).

En Mendoza, las autoridades aún no han dispuesto nuevas restricciones a nivel provincial, aunque se analizan aplicar algunas medidas para bajar la circulación en bares y restaurantes y ampliar las salidas por DNI. 

Sin embargo, el gobierno de Rodolfo Suarez se resiste a cerrar la presencialidad en las escuelas y las actividades vinculadas a la gastronomía y los espacios de recreación, como gimnasios y teatros, aunque no se descarta sectorizar algunas restricciones por municipios según el nivel de ocupación de camas de terapia intensiva.

Marcha atrás con más restricciones

En Corrientes, el gobernador Gustavo Valdés anunció que desde hoy esa provincia va “a volver a la Fase 3” del aislamiento social preventivo y obligatorio por el incremento de casos de coronavirus y dijo que analizaban “en detalle las medidas restrictivas”, aunque aclaró que sólo “quedarán exceptuadas las localidades que no tienen casos ni riesgos epidemiológicos”.

Por su parte, el Gobierno de Catamarca también dispuso nuevas restricciones a la circulación y el cierre de actividades, en el marco de la Etapa de Convivencia Roja para detener el alza de la curva de contagios.

El comité Operativo de Emergencia ratificó la “restricción para circular” en la provincia “en el horario de 20 a 6” y sumó “la prohibición de funcionamiento de las actividades de locales gastronómicos y afines hasta el 26 de mayo”, así como el funcionamiento de gimnasios, natatorios, escuelas de danzas y celebraciones de culto. Las clases presenciales también continuarán suspendidas y el Ministerio de Seguridad dispuso rigurosos controles en toda la provincia.

En Santiago del Estero, ante el incremento de casos y con la ocupación de camas Covid UTI-UCI que llegó al 90%, rige desde ayer la reducción del horario de circulación en toda la provincia y la suspensión del transporte público de pasajeros en Capital y La Banda, y las clases presenciales en ambas ciudades y en Las Termas de Río Hondo.

Estas medidas las dispuso el Comité de Emergencia (COE), en una reunión encabezada por el gobernador Gerardo Zamora, y regirán hasta el 28 de mayo, fecha hasta la cual sigue suspendida la presencialidad de las clases en la Capital, La Banda, Las Termas de Río Hondo, Nueva Esperanza, Los Telares, Suncho Corral, Icaño y Villa Figueroa.

En La Pampa, a raíz del crecimiento exponencial de casos, el gobernador Sergio Ziliotto dispuso nuevas restricciones que incluyeron suspender la presencialidad de las clases en toda la provincia, el cierre de gimnasios, cines y teatros. Si bien fue una de las primeras que implementó este año la presencialidad en todas sus escuelas, el crecimiento de casos obligó al mandatario a suspender esa modalidad y pasar al dictado de clases en forma remota.

En San Juan, el gobierno decidió cambiar el horario de trabajo de la administración pública para evitar las concentraciones en el servicio de transporte colectivo de pasajeros y fuentes gubernamentales señalaron que se busca “que el servicio sea utilizado por docentes y alumnos, empleados de comercio y trabajadores del sector público en distintos horarios”. En la provincia continúa la prohibición de circulación entre la 1 y las 6 todos los días.

San Luis puso en vigencia desde el lunes un decreto que establece nuevas restricciones para “mejorar la situación epidemiológica actual y producir el menor daño posible en materia económica”, que incluyen la suspensión de clases presenciales, la circulación para hacer compras o trámites según termine el DNI en números pares e impares, horario acotado de 6 a 19 en bares y restaurantes con un aforo máximo del 30% de ocupación y la suspensión de todos los plazos administrativos.

Por su lado, Chubut aumentará los controles para que las restricciones impuestas se cumplan, para lo cual se recurrirá al compromiso de los intendentes. El ministro de Salud, Fabián Puratich, reiteró que “está prohibida la circulación nocturna, los encuentros deportivos y los eventos religiosos no pueden realizarse con más de un 30% de ocupación del ámbito donde se realicen”.

“Vemos que a pesar de todo no se cumple con lo establecido y estamos en contacto con los intendentes para que colaboren en la implementación y a la gente le pedimos que cumplan con las medidas, ya ni siquiera apelando a la responsabilidad social sino a la individual porque del comportamiento de cada uno depende que se supere la situación”, expuso.

En Río Negro, por una resolución del Ministerio de Salud, quedan suspendidos hasta el 31 de mayo los actos públicos, protocolares y fiestas populares así como eventos deportivos en espacios cerrados o al aire libre, pero siguen autorizadas las competencias oficiales “Torneo Federal A de futbol” y “Liga Argentina de Básquet”, con protocolos aprobados.

En Salta, las últimas medidas adoptadas por el Comité Operativo de Emergencia (COE) ante el aumento de casos de coronavirus rigen hasta el viernes 21 con presencialidad en las escuelas; un aforo del 30% en los locales gastronómicos, con mesas para cuatro personas y el horario de cierre de todas las actividades a las 24, sin distinción de rubros.

Hace un par de días, el COE junto a las autoridades del municipio de Rosario de la Frontera decidieron ampliar algunas restricciones por la gran cantidad de casos registrados en los últimos días por lo cual se suspendieron las actividades teatrales, culturales, religiosas y políticas, entre otras; se fijó el cierre de los locales gastronómicos a las 22.30 y de comercios a las 21.

Fuente: MDZ

× Whatsapp