Docentes de USA iniciaron una huelga indefinida con reclamos similares a los de los maestros de San Luis

AUDIO: CARLOS ROJAS (CEA)

{mp3} rojas16032019{/mp3}

 

Más de 30 mil maestros de Los Ángeles, Estados Unidos, iniciaron esta semana una huelga por tiempo indefinido para protestar por la política educativa que lleva adelante el gobierno de aquel país: la proliferación de las escuelas chárter (o autogestionadas), los bajos salarios, la falta de gabinetes psicopedagógicos, y la falta de personal en distintas áreas, son los principales reclamos de los docentes del segundo distrito más grande USA.

La protesta llamó la atención de gremialistas locales, no por su método sino porque los reclamos son los mismos que plantean los educadores puntanos desde hace tiempo.

El profesor Carlos Rojas, Secretario de Asuntos Legislativos de la Confederación de Educadores Argentinos (CEA) y un gremialista reconocido del sector en San Luis, consideró que los cuestionamientos al sistema educativo que hacen con esta medida los maestros de primaria, media y secundaria de EE.UU. “tienen plena coincidencia con los reclamos que permanentemente hacen los docentes de la Argentina y fundamentalmente en la provincia de San Luis”.

“Lo que se discute es la falta de atención por parte del Estado a las condiciones mínimas para la permanencia de los chicos en el colegio: la falta de gabinetes psicopedagógicos, la falta de celadores, la falta de preceptores, una figura igual lo que pasa en San Luis y en nuestro país; el tema salarial, que es una cuestión de discusión de todos los años; y lo más llamativo es el exceso de ayuda económica a las escuelas chárter o autogestionadas”, describió el director de la Escuela Martín Miguel de Güemes de la ciudad de San Luis.

El gremialista recordó que mediante las escuelas autogestionadas “el Estado terceriza la gestión, pone recursos pero se aleja de la gestión y de su responsabilidad de la contratación de los profesionales; apunta directamente a la flexibilización laboral”.

“Tanto en el primer mundo como en el tercer mundo, los reclamos del sector docente casi que son coincidentes, fundamentalmente reclamándole a los Estados, sea Donald Trump, Macri, Rodríguez Saá, Lula o Bolsonaro una mayor presencia y una mayor asistencia”, señaló Rojas.

El integrante de la comisión directiva de la CEA remarcó que todo el mundo “le pedimos a la escuela que haga milagros y a los docentes le pedimos calidad, pero a la hora de la inversión, a la hora de la asistencia, fracasa como fracasa, en la Argentina y en los Estados Unidos”.

Y también apuntó contra las escuelas generativas, que se comenzaron a implementar en San Luis desde hace pocos años: “Cuando se habla de innovación en nombre de los nuevos tiempos, aplicada en esta forma, en realidad, lo que buscan es flexibilizar las formas de contratación de personal.

Hemos pedido muchas veces que se nos haga llegar el fundamento pedagógico de estos proyectos y nunca pudimos tener acceso, porque en realidad es copiar un modelo de educación achicando el Estado”.

El reclamo de los maestros norteamericanos se inició por diferencias en el aumento salarial así como en una reducción del número de alumnos por clase del segundo distrito del país, por detrás del de Nueva York.

Los docentes piden además mejores condiciones para el alumnado con la contratación de psicólogos, bibliotecarios, enfermeras y otro personal de apoyo y denuncian la ayuda excesiva, según los maestros, que reciben las escuelas tipo “chárter”.

En Los Ángeles no se realizaba una huelga de maestros desde 1989 y se calcula que el paro actual afecta a más de medio millón de familias.

Docentes de USA iniciaron una huelga indefinida con reclamos similares a los de los maestros de San Luis

AUDIO: CARLOS ROJAS (CEA)

{mp3} rojas16032019{/mp3}

 

Más de 30 mil maestros de Los Ángeles, Estados Unidos, iniciaron esta semana una huelga por tiempo indefinido para protestar por la política educativa que lleva adelante el gobierno de aquel país: la proliferación de las escuelas chárter (o autogestionadas), los bajos salarios, la falta de gabinetes psicopedagógicos, y la falta de personal en distintas áreas, son los principales reclamos de los docentes del segundo distrito más grande USA.

La protesta llamó la atención de gremialistas locales, no por su método sino porque los reclamos son los mismos que plantean los educadores puntanos desde hace tiempo.

El profesor Carlos Rojas, Secretario de Asuntos Legislativos de la Confederación de Educadores Argentinos (CEA) y un gremialista reconocido del sector en San Luis, consideró que los cuestionamientos al sistema educativo que hacen con esta medida los maestros de primaria, media y secundaria de EE.UU. “tienen plena coincidencia con los reclamos que permanentemente hacen los docentes de la Argentina y fundamentalmente en la provincia de San Luis”.

“Lo que se discute es la falta de atención por parte del Estado a las condiciones mínimas para la permanencia de los chicos en el colegio: la falta de gabinetes psicopedagógicos, la falta de celadores, la falta de preceptores, una figura igual lo que pasa en San Luis y en nuestro país; el tema salarial, que es una cuestión de discusión de todos los años; y lo más llamativo es el exceso de ayuda económica a las escuelas chárter o autogestionadas”, describió el director de la Escuela Martín Miguel de Güemes de la ciudad de San Luis.

El gremialista recordó que mediante las escuelas autogestionadas “el Estado terceriza la gestión, pone recursos pero se aleja de la gestión y de su responsabilidad de la contratación de los profesionales; apunta directamente a la flexibilización laboral”.

“Tanto en el primer mundo como en el tercer mundo, los reclamos del sector docente casi que son coincidentes, fundamentalmente reclamándole a los Estados, sea Donald Trump, Macri, Rodríguez Saá, Lula o Bolsonaro una mayor presencia y una mayor asistencia”, señaló Rojas.

El integrante de la comisión directiva de la CEA remarcó que todo el mundo “le pedimos a la escuela que haga milagros y a los docentes le pedimos calidad, pero a la hora de la inversión, a la hora de la asistencia, fracasa como fracasa, en la Argentina y en los Estados Unidos”.

Y también apuntó contra las escuelas generativas, que se comenzaron a implementar en San Luis desde hace pocos años: “Cuando se habla de innovación en nombre de los nuevos tiempos, aplicada en esta forma, en realidad, lo que buscan es flexibilizar las formas de contratación de personal.

Hemos pedido muchas veces que se nos haga llegar el fundamento pedagógico de estos proyectos y nunca pudimos tener acceso, porque en realidad es copiar un modelo de educación achicando el Estado”.

El reclamo de los maestros norteamericanos se inició por diferencias en el aumento salarial así como en una reducción del número de alumnos por clase del segundo distrito del país, por detrás del de Nueva York.

Los docentes piden además mejores condiciones para el alumnado con la contratación de psicólogos, bibliotecarios, enfermeras y otro personal de apoyo y denuncian la ayuda excesiva, según los maestros, que reciben las escuelas tipo “chárter”.

En Los Ángeles no se realizaba una huelga de maestros desde 1989 y se calcula que el paro actual afecta a más de medio millón de familias.

× ¿Te ayudamos?