Docentes desempleados rechazan la creación de escuelas generativas

El colectivo de “Docentes en situación de desempleo” rechazó el anuncio que hiciera el gobernador Alberto Rodríguez Saá sobre la creación de 28 escuelas generativas en la provincia de San Luis, para atender a una matrícula de 25.000 estudiantes.

“Rechazamos la creación de este tipo de instituciones por razones pedagógicas y políticas”, afirmaron los educadores en un comunicado.

“Las escuelas generativas implican un empobrecimiento de la educación que reciben los niños y jóvenes de la clase trabajadora, quienes en muchos casos no logran adquirir los rudimentos más básicos de lectoescritura. Sin embargo, se los mantiene dentro de la escuela para disfrazar las estadísticas de deserción”, afirmaron.

Sostuvieron también que las escuelas generativas “están organizadas con pocos docentes que dictan todas las materias, aún sin estar formados para ello”.

“Parten de la idea demagógica de ¨centrarse en los intereses de los niños y jóvenes¨, pasando por alto que en la actualidad más de la mitad de esta población en nuestro país es pobre. Por lo tanto, sus entornos y los intereses que pueden desarrollar de manera autónoma son muy reducidos. La escuela debe promover un universo de intereses a los cuales niños y jóvenes no podrían acceder si no fuera a través de la escolarización”, aseguraron.

Y añadieron: “Ante las problemáticas de deserción escolar o la discontinuidad en las trayectorias pedagógicas, la modalidad de las escuelas ¨generativas¨ apela con discursos ¨coaching¨ en torno a las capacidad resilientes (que no es otra cosa que aceptar la pobreza como algo natural), las inteligencias múltiples, y un sinfín de dispositivos disciplinadores, con el fin de seguir atomizando y naturalizando las condiciones de pobreza que atraviesa toda la comunidad educativa”.

Por otra parte, apuntaron contra “las condiciones laborales” de los contratados por esas instituciones: “Son precarias debido a la forma de contratación, por 6 meses, sin estabilidad y/o en tercerizaciones monotributistas, situando al docente en un régimen de trabajo autónomo, encubriendo la relación laboral de dependencia. De este modo, las y los docentes empleados suelen estar categorizados como personal-varios dentro de la multifuncionalidad que dispone arbitrariamente la ¨fundación¨ o ¨asociación¨ a cargo de la institución”.

“El Estado se desentiende por completo de su responsabilidad como empleador, tercerizando esta función en las asociaciones que administran las escuelas”, cuestionaron.

“Los edificios en los que se han emplazado estas escuelas distan de garantizar las condiciones básicas de seguridad tanto para estudiantes como para docentes”, sentenciaron, y pidieron que el presupuesto educativo se sea destinado a la creación de nuevas escuelas generativas.

“El presupuesto debe de ser usado para mejorar las condiciones edilicias de las instituciones existentes (muchas de ellas en estado de extrema precariedad), para cubrir todos los cargos vacantes, para la creación de más salas de nivel inicial incluyendo la sala de 3 años. Que sean escuelas de calidad, públicas y estatales”, solicitaron.

Y concluyeron: “Exigimos que se creen puestos de trabajo que respeten la carrera docente, el ingreso por concurso de antecedentes y regido por Junta de Clasificación”.

× ¿Te ayudamos?