Dolor por la muerte de Beatriz Olivera, la administrativa que falleció en un choque tras la fiesta del empleado público

Las redes sociales se colmaron este domingo de mensajes de dolor por muerte de Beatriz Olivera, la mujer de 56 años que viajaba en un taxi que chocó contra una camioneta este domingo por la mañana.

Además de familiares y conocidos de la víctima fatal del siniestro vial, el Ministerio de Salud y los centros sanitarios en los que Olivera trabajó publicaron sentidos mensajes por la pérdida.

La mujer era una de las pasajeras del taxi Chevrolet Corsa que transitaba por la calle Colón cuando impactó con una camioneta Volkswagen Nivus en la intersección de Bolívar, este domingo cerca de las 5.00 de la mañana. Como consecuencia del choque, el conductor del vehículo de alquiler y otras dos pasajeras, de 49 y 50 años, sufrieron lesiones menores; mientras que Olivera perdió la vida en el lugar.

La camioneta, en tanto, era conducida por un joven de 19 años, a quien le practicaron el alcohotest y dio como resultado 0,47 gr/l de alcohol en sangre.

Olivera y las otras dos pasajeras del taxi regresaban de la fiesta del Empleado Público que se realizó en el Espacio Royal Arena, ubicado en la zona sur de la ciudad.

La víctima fatal trabajaba como administrativa en el Centro de Atención Primaria de la Salud (CAPS) “Hanna Abdallah”, situado en Martín de Loyola y Don Bosco de la capital puntana.