Dos chicos encontraron el cadáver de un joven asesinado de un fierrazo en la cabeza

Tirado en la casa que le había prestado un amigo en un asentamiento en Las Heras. Bañado en sangre y con una profunda herida en la cabeza. Así fue encontrado ayer por la tarde el cadáver de un joven de 22 años. Junto a su cuerpo hallaron un hierro con el que creen que le dieron muerte.

Fuentes policiales señalaron que un llamado ingresó al 911 a las 16.30 de este miércoles indicando que en el lote 28 del asentamiento 25 de Marzo yacía un hombre aparentemente sin vida.

Cuando los primeros policías llegaron al lugar constataron que el cadáver de un muchacho estaba dentro de la precaria vivienda, de cúbito dorsal y con abundantes manchas hemáticas, detallaron fuentes vinculadas a la investigación.

El fallecido fue identificado como Jorge Andrés Saldaña Sánchez, de 22 años.

Los médicos que llegaron poco después en una ambulancia del Servicio de Emergencias Coordinado determinaron que en el cráneo tenía una herida de gran tamaño. Y al costado del cuerpo los investigadores encontraron un hierro que fue secuestrado ya que se especula que fue el arma utilizada para asesinarlo.

Impactante hallazgo

Quienes encontraron el cadáver de Saldaña fueron dos menores de edad que habían llegado a la humilde vivienda justamente para saber si algo le había ocurrido al joven. Es que, según confió una hermana de la víctima a los policías que la interrogaron, un amigo de Saldaña llevaba un tiempo sin saber de él y envió a los dos menores a buscarlo.

Ese amigo le había prestado el lugar para vivir, en un asentamiento con calles de tierra y ganado por improvisadas construcciones bajas, hechas con algunos materiales combinados con chapas, nylon y mediasombras.

Los chicos se espantaron al ver el cuerpo inerte de Saldaña en la casita y corrieron a contarle a la hermana de la víctima, quien vive en el barrio 12 de Marzo, en el mismo departamento.

Jorge Saldaña tenía antecedentes penales, de acuerdo a lo informado por fuentes oficiales. En su registro delictual se cuentan causas por tenencia ilegal de arma de fuego, violación del artículo 205 del Código Penal (cuarentena) y amenazas agravadas por arma de fuego. Esas tres causas se acumularon en su prontuario este año.

Además, sobre el joven pesaron pedidos de captura y de paradero aunque ya habían quedado sin efecto.

Las tareas investigativas se centran ahora en determinar quién y por qué asesinó al muchacho, por lo que las pericias y el relato de posibles testigos serán fundamentales.

Fuente: Los Andes