Dos gigantes de la industria automotriz y la tecnología se unen para crear un nuevo concepto de habitáculos conectados

¿Cómo serán los habitáculos del futuro próximo? Software, Hardware, pantallas transparentes en el aire, interacción con el interior y el exterior en los autos de la próxima generación

Mobile Drive será el resultado de la alianza estratégica de uno de los grupos más poderosos en la fabricación de vehículos, Stellantis, y uno de los líderes mundiales en electrónica de consumo, FoxConn, en la búsqueda por ofrecer la más sofisticada funcionalidad y conectividad a bordo de la próxima generación de automóviles.

Desde hace un tiempo, la potencia perdió su lugar ante la eficiencia de los motores. Las formas aerodinámicas, quedaron limitadas por necesidades de seguridad y confort interior. El paradigma del automóvil fue cambiando a medida que avanzaba la concientización del necesario cuidado del medio ambiente. Pero el entretenimiento y la asistencia electrónica, que cambió nuestra vida en todos los ámbitos, también llegaron a los automóviles, y hasta pareciera avanzar más velozmente que el desarrollo de combustibles alternativos y materiales renovables.

Stellantis y Foxconn han anunciado la firma de un convenio entre ambos, para desarrollar Mobile Drive, un proyecto conjunto en el que ambas compañías, buscan acelerar los tiempos de desarrollo para introducir experiencias completamente nuevas a bordo de los vehículos, a través de una electrónica avanzada, interfaces hombre-máquina, y servicios que superen las expectativas de los usuarios.

La idea es crear un nuevo concepto de habitáculos, en el que las funciones de información y entretenimiento mantengan una conexión fluida con el usuario, tanto dentro como fuera del vehículo en el que están instaladas.

¿Qué nos espera dentro de los autos del futuro cercano?

Mobile Drive se centrará en el desarrollo de plataformas de infoentretenimiento, telemáticas y de servicios en la nube con innovaciones de software que incluirán aplicaciones basadas en la inteligencia artificial, la comunicación 5G, la modernización de los servicios OTA (Over the Air), nuevas oportunidades de comercio online y la integración en habitáculos inteligentes.

Foxconn y Stellantis ya habían colaborado en el pasado para desarrollar el concepto de diseño Airflow Vision presentado en el CES 2020 (Consumer Electronic Show), la feria tecnológica más importante del mundo. Se trata de una propuesta de diseño Prémium que refleja la visión de ambas compañías sobre el futuro del transporte y la relación del usuario con el vehículo, y en el que destaca la conectividad, el diseño, los colores y contrastes y la interacción entre los pasajeros, nunca antes vista en un automóvil real, y más bien asociado a proyectos de ciencia ficción.

Pero los tiempos de la tecnología son otros, y lo que parecía parte de la imaginación, aparece delante nuestro como algo natural, pensado más en los jóvenes y los niños, que adquieren conocimientos con una velocidad tan alta como la de los avances de las herramientas a su alcance.

Adaptarse a la necesidad de los consumidores

“Actualmente hay algo que importa tanto como el diseño o la tecnología, y es la forma en que el equipamiento de nuestros vehículos mejora la vida de nuestros clientes”, afirma Carlos Tavares, Chief Executive Officer de Stellantis.

“Los clientes del presente y el futuro demandan y esperan soluciones más creativas y controladas por software para conectar a los conductores y sus acompañantes con el vehículo dentro y fuera de éste. Mobile Drive responderá y superará estas expectativas con equipos de diseñadores e ingenieros de software y hardware”, señala Young Liu, Chairman de Foxconn.

“En definitiva, Mobile Drive nos proporcionará la agilidad que necesitamos para ofrecer la experiencia digital del futuro a la velocidad que demandan nuestros clientes”, afirma Yves Bonnefont, Chief Software Officer de Stellantis.

Mientras los consumidores del futuro ven subyugada su atención hacia caminos más alejados de los automóviles tal como los conocimos, la industria de la automoción empieza a adaptarse a esa tendencia en busca de conquistarlos nuevamente. El auto, cada vez más lejos de ser solo un medio de transporte, ya no debe solamente cuidar el planeta. Hoy debe transformarse en una herramienta tecnológica más, y alianzas que produzcan sistemas como Mobile Drive parecen ser una respuesta pensada en esa dirección.

Fuente:infobae

× Whatsapp