Dos jóvenes acusados de femicidio llegan a juicio oral

La Unidad Fiscal Especializada en Delitos Graves contra las Personas y Homicidios del Ministerio del Ministerio Público de la Acusación solicitó el requerimiento de elevación a juicio para dos jóvenes que llegan acusados de asesinar a sus exparejas, entre septiembre y octubre del año pasado.

Se trata de Matías Nicolás Figueroa (23), acusado del femicidio de su exmujer Gabriela Abigail Cruz, y Rodrigo Damián Josué Villanueva (19), acusado del femicidio de Alejandra Nahir Álvarez, hechos ocurridos Jujuy.

La sociedad jujeña no salía de la angustia y la desazón, tras enterarse del femicidio de la joven abrapampeña Cesia Reinaga (19), ocurrido a fines de agosto del año pasado y el psoterior femicidio de la adolescente palpaleña Iara Sabrina Rueda (16). Por esos días faltaba de su hogar Gabriela Cruz.

Según la investigación penal preparatoria, el hecho data del 24 de septiembre, alrededor de las 20 horas cuando la víctima fue vista por última vez. Se desprendió que Matías Figueroa envió un mensaje, la buscó de la vuelta del domicilio de Cruz y en el interior de una Ford Ecosport, el inculpado con una feroz violencia atacó a su expareja golpeándola en la cabeza, donde la joven perdió la vida.

Tras asesinarla y para evitar que el crimen fuera descubierto, trasladó el cuerpo hasta el ingreso a los predios del complejo “Serranías de Zapla”, en la ciudad de Palpalá, y arrojó el cadáver en un descampado.

Cruz había sido denunciada como desaparecida y su cuerpo fue hallado varios días después, en la madrugada del 1 de octubre.

Figueroa participó de todas las marchas para exigir sobre la aparición de su víctima y se lo vio en reiteradas oportunidades junto a su exsuegra.

El comisario Jorge Horacio Cata quien en ese momento era director general de investigaciones sospechó desde un principio de Figueroa y con buen tino remitió las actuaciones para que el fiscal solicitara su arresto por 24 horas por averiguación de antecedentes, luego de notarle algunas heridas en su cuello y brazos y la noche del 29 de septiembre, Figueroa se quebró y le confesó al propio Cata sobre el femicidio y brindó detalles precisos a los policías para dar con el cuerpo de Cruz.

El albañil Villanueva

Según la requisitoria fiscal, el femicidio de Alejandra Nahir Álvarez ocurrió el 9 de octubre del pasado año, entre las 20 y las 23, a la altura de una pasarela cercana al Sury Rugby Club del barrio de Alto Comedero de capital.

Rodrigo Damián Josué Villanueva vivía en la casa de la familia Álvarez y el padre de la víctima días antes, le había pedido que se retirara. El joven no tenía trabajo ni se esmeraba en conseguirlo y además se había vuelto muy agresivo, por lo que el progenitor de la víctima había tomado esa determinación.

Esa noche del viernes 9 de octubre Villanueva encontró a su exmujer en la vía pública y la obligó a caminar alrededor de un kilómetro y medio, atravesando pasajes de las viviendas de ese populoso barrio, hasta cruzar la pasarela de la ruta nacional Nº 66 y atacarla a puñaladas en distintas partes del cuerpo.

El cuerpo de Álvarez fue hallado por un motociclista y alertó a los efectivos, de inmediato Villanueva fue demorado y su teléfono fue secuestrado. El GPS lo ubicó cerca de su exmujer y su versión fue que había conseguido trabajo de albañil en ese momento, en horas de la noche, empezaría una obra, por eso había ido hasta la casa de Álvarez para pedir prestado unas herramientas.

Fuente: El Tribuno