Dueño de un campo electrificó y aplastó cientos de pingüinos en Punta Tombo

Las autoridades del Ministerio de Turismo de Chubut denunciaron que el dueño de un campo lindero a la reserva de Punta Tombo que alberga 600 mil ejemplares de pingüinos de Magallanes y convoca a turistas de todo el mundo para su avistaje abrió, sin autorización, un camino con una topadora.

El propietario arrasó con todo lo que encontró a su paso y como consecuencia decenas de estos ejemplares murieron. Aplastó 140 nidos de pingüinos. Teniendo en cuenta que lo habitual es que cada nido esté ocupado por una pareja de adultos y al menos una cría (en realidad cada pareja tiene dos, pero generalmente solo uno sobrevive) el impacto ambiental que provocó en el Área Natural es de un daño irreparable.

Como si esto fuera poco el sujeto, durante la realización del camino, electrificó el cercado causandole la muerte a un centenar de estos animales adultos y no se descarta que el número sea mayor. 

La denuncia se realizó ante la fiscal de Rawson Florencia Gómez quien ordenó medidas en la causa iniciada, que en principio lleva la carátula de “maltrato animal”. Lo que se investiga es si el hombre abrió el camino con el objetivo de hacerse de un “acceso directo a la costa”, para lo que debería haber pedido una autorización previa, que a la vez exige un análisis del impacto ambiental.

Fuente: Filo.news