Duro comunicado de Obras Sanitarias tras la muerte del trabajador de SerBa: “No fue un accidente”

El Sindicato de Empleados de Obras Sanitarias de la ciudad de San Luis emitió un duro comunicado tras la muerte de Julián Jesús Escudero, de 63 años, ocurrida este jueves al mediodía, tras caer en un pozo en la planta potabilizadora del Puente Blanco.

“No fue un accidente, sino la consecuencia de la falta de mantenimiento de las instalaciones de Puente Blanco”, sentencia la nota firmada por el secretario general del gremio, Edgar Magallanes.

“Al menos desde el mes de enero de este año, los compañeros trabajadores de SERBA estamos reclamando por la correcta reparación de las llaves de las válvulas que deben maniobrarse en forma periódica cada veinte o treinta días, sin que hayamos tenido respuesta por parte del renunciado Director César Cabrera, del Secretario de Servicios Públicos Carlos Ponce, ni del propio Intendente Enrique Ponce, quienes estaban en conocimiento de la precariedad de las instalaciones de Puente Blanco”, señala el documento.

Añade: “Nos causa mucha pena advertir, que si no se toman urgentes y concretas medidas de reparación y mantenimiento de todas las instalaciones de SERBA, corremos el riesgo de que estos trágicos episodios puedan repetirse, pues si todo hubiera funcionado con normalidad, el compañero Escudero no hubiera tenido necesidad de ingresar al pozo donde perdió la vida”.

Y repasa: “Durante la gestión de la Arquitecta Alicia Lemme y durante las dos gestiones del Ingeniero Enrique Ponce, pocas han sido las inversiones reales que se han hecho en SERBA para preservar su normal funcionamiento y la integridad de los compañeros trabajadores, pese a los permanentes reclamos y quejas que hemos formulado desde el Sindicato y también cuando nos tocó conducir la repartición. Ahora es tarde. Compañero Escudero, descansa en paz”.