Economía creció 2,4% en primer trimestre: prevén freno por segunda ola

En marzo, la economía registró una leve contracción frente a febrero, pero presentó un marcado salto en la referencia interanual debido, sobre todo, a que la comparación es frente al primer mes de pandemia en el país. Así se desprende del Estimador Mensual de Actividad Económica (EMAE) elaborado por el INDEC, que destaca una caída de 0,2% en la medición desestacionalizada y un incremento del 11,4% frente al mismo mes de 2020.

Además, en el primer trimestre del año el EMAE muestra un aumento del 2,4% interanual y del 2,3% frente al último trimestre de 2020. Sin embargo, las restricciones adoptadas para contener la segunda ola de covid repercutirán de manera negativa en la comparación desestacionalizada sobre los datos de abril y mayo.

“Un año después del inicio de la pandemia, la actividad todavía se ubica 1,9% por debajo del nivel al que operaba en febrero 2020, antes de la pandemia. Desde una perspectiva de más largo plazo, los niveles siguen siendo comparables a los once años atrás”, analizaron desde la consultora LCG.

En la comparación interanual, la recuperación continúa exhibiéndose heterogénea. Es que ocho de los sectores que conforman el EMAE registraron subas, destacándose el alza de “Pesca” (59,2%), “Construcción” (44,1%) e “Industria manufacturera” (28,9%).

“El sector de Construcción evidenció una variación considerable donde las tasas bajas en términos reales, los bajos costos en dólares y la posibilidad que brinda dicho sector de dolarizar ahorros en un contexto de cepo cambiario, han logrado dinamizar la actividad en conjunto con la reasignación de Gasto Social hacia la Obra Pública, lo cual explica la variación considerablemente más alta que los demás sectores”, señalaron desde la consultora ACM.

“La industria mostró una muy buena performance debido a la importación de maquinaria ante el actual nivel de la brecha cambiaria y el impacto positivo que estaría trayendo sobre el sector las restricciones a la importación de diversos productos elaborados. Sumado a esto, los sucesivos endurecimientos no estarían siendo dirigidos hacia la movilidad laboral de trabajadores de industrias, lo cual permitiría proyectar un menor impacto de los anuncios”, agregaron desde la firma.

Este último ítem fue además el sector económico de mayor incidencia positiva en el nivel general, seguido por el “Comercio mayorista, minorista y reparaciones” (23,3%). Por el contrario, “Hoteles y restaurantes” presentó una caída del 22,3% interanual, pese a un cierto relajamiento de las restricciones en marzo de este año.

Perspectivas

“En la actividad continuó incidiendo la progresiva apertura de actividades, que generó mejoras en sectores importantes como la construcción, la industria y los servicios. En este sentido, el agropecuario también mostrará un gran dinamismo de la mano de los altos precios internacionales”, remarcó ACM, que proyectó: “En este escenario estimamos un crecimiento en torno al 5,9% para este año, reduciendo marginalmente nuestra proyección producto de un endurecimiento aún mayor de las restricciones asociadas a la pandemia”.

“Es de esperar que los datos de actividad de abril y mayo reflejen el impacto de las restricciones que el Gobierno previó en pos de intentar moderar el impacto de la segunda ola de contagios, impuestas inicialmente en el AMBA pero que con el correr de los días se fueron haciendo extensivas a distintas regiones del país”, señalaron desde LCG.

Pese a las nuevas restricciones, desde la firma señalaron: “Por el momento, seguimos proyectando una variación positiva del PBI en torno al 6,5%-7% para 2021, que resulta apenas por encima del arrastre estadístico que dejó la recuperación de finales de año. El crecimiento sigue siendo tan marginal que hacia finales de este año la economía seguirá operando por debajo del (último) techo alcanzado en noviembre 2017”.

Fuente: Ámbito

× Whatsapp