EE.UU: la Corte debate obligatoriedad de vacunación para empleados públicos

La Corte Suprema de Justicia de los Estados Unidos va a escuchar en el día de hoy las impugnaciones al intento del presidente Joe Biden de obligar a vacunarse contra el coronavirus a millones de trabajadores del país.

Tras meses de llamamientos públicos a las personas indecisas o reacias a recibir sus vacunas, el mandatario norteamericano aumentó la presión en septiembre: “Hemos sido pacientes, pero nuestra paciencia se está agotando”, comentó.

El líder demócrata decretó que las vacunas contra el coronavirus fueran obligatorias en las empresas que emplean a 100 trabajadores o más, así como para los trabajadores de la salud en las instalaciones que reciben fondos federales.

Las empresas con 100 empleados o más representan aproximadamente dos tercios de la fuerza laboral del sector privado, lo que equivale a unos 80 millones de personas, mientras que la obligación de vacunación de los trabajadores de la salud afecta a cerca de 10 millones de personas.

Además, los empleados no vacunados tendrían que presentar pruebas negativas semanales y usar mascarilla obligatoria en el trabajo.

La Administración de Salud y Seguridad Ocupacional dio plazo hasta el 9 de febrero a las empresas para cumplir con las reglas o enfrentar la posibilidad de multas.

La obligación de vacunarse fue cuestionada de inmediato por algunos legisladores republicanos, así como para propietarios de empresas, entendiendo esta disposición como una violación de los derechos individuales y un abuso de poder por parte del Gobierno.

Es por eso que prontamente tuvo lugar una oleada de demandas y el máximo tribunal norteamericana, de mayoría conservadora, está celebrando una audiencia especial para decidir si los mandatos pueden implementarse o no.

Los estados gobernados por republicanos, encabezados por Misuri, afirmaron que obligar a los trabajadores de la salud a vacunarse “amenaza con crear una crisis en las instalaciones de atención médica en las zonas rurales de Estados Unidos”.

Si la corte bloquea la decisión del Gobierno de imponer la vacunación, algo que en función a los últimos fallos es esperable, sería un nuevo golpe para Biden, quien ha hecho del control de la pandemia una de sus prioridades y está luchando contra un aumento de los casos debido a la variante Ómicron.

La vacunación se ha convertido en un tema de polarización política en los Estados Unidos donde el 62% de la población está vacunada. Además, el país ha registrado hasta ahora más de 58 millones de casos de coronavirus y 830.000 muertes.

Fuente: Filo news