El actor de “El Marginal” que se encerró durante un mes en la Cárcel de Caseros

“Vine por cuatro meses, pero me atrapó la escuela actoral”, asegura Daniel Pacheco, el colombiano que interpreta a James en El Marginal. Debutó como actor a los 24 años en Bogotá y en 2010 se animó a probar suerte en Argentina.

 

“De repente, me encontré muy cómodo y contento, terminaba un curso y arrancaba otro”, agrega quien fue convocado para ser parte de la ficción de Underground en la que forma parte de la banda de los hermanos Diosito (Nicolás Furtado) y Mario Borges (Claudio Rissi).

 

Un día, regresando a su casa, descubrió que tenía 400 pesos en el bolsillo y que quería vivir la experiencia del encierro. “Había estado en el penal de Devoto, pero no había podido entrar y me quedé en los alrededores sintiendo la energía de los que visitaban a los reclusos. Pero, me faltaba vivir la experiencia del encierro”, explica el actor de 35 años que en la ficción utiliza un short de Boca, club del cual es hincha en Argentina y motivo que le valió una invitación a la cancha para ver un partido desde la tribuna junto a La 12.

 

—¿Cómo se te ocurrió encerrarte en tu casa el mes previo a empezar a grabar El Marginal?

 

—Sentía que tenía algo en deuda con el personaje. Que faltaba algo de la piel de James. Venía con una preparación de tres meses y dije: ‘Hay algo que el cuerpo tiene que registrar del encierro’. Así que cuando volví a mi casa, vi que tenía 400 pesos en el bolsillo, pensé en qué cosas necesitaba urgente además de lo que ya tenía y compré unas latas de atún, mucho arroz, algunas verduras y líquido. Duré 27 días y me sirvió bastante. El cuerpo registro cierta incomodidad. Ese registro corporal me dio una buena sensación y me permitió interpretar mejor a James.

 

—Durante ese tiempo, ¿recibiste visitas o estuviste totalmente incomunicado?

 

—No, las personas que me conocen saben que estaba enfocado a preparar el personaje y que cuando tengo una propuesta actoral me lo tomo en serio. Entonces, me lo respetaron y sabían que no contaban conmigo para alguna salida por un par de días.

—La última semana achicaste el encierro y estuviste solo en tu cuarto…

 

—Los días previos me permití ver televisión, utilizar la cocina, hice mucho ejercicio, preparé el léxico de James, que es muy especial y lo tuve que elaborar. Y la última semana necesitaba un poco más de encierro así que me pasé al cuarto y obviamente salía al baño, pero no vi televisión ni nada. Y bueno, sobrevivimos.

 

—¿Cómo manejaste el hecho de no ver a nadie esos días?

 

—Me permití seguir en contacto telefónico así que estaba atento a lo que pasaba. Pero no le había contado a nadie de la producción de Underground. Solo estaba atento a la fecha de comienzo de grabación por si había algún cambio pero ya la tenía. Aproveché que faltaba un mes para eso, quería estar preparado.

 

 

Fuente: Infobae