El cambio climático, un problema global

Repasamos cuáles son los puntos clave a tener en cuenta sobre la lucha contra el cambio climático este 2020, marcado por la pandemia de la Covid-19

La pandemia provocada por el nuevo coronavirus y las medidas adoptadas para frenar su avance acaparan toda nuestra atención.

Sin embargo, los problemas globales que existían antes de la llegada del SARS-CoV-2, y que continúan afectando el planeta y que tendrán un impacto en nuestro futuro, no han desaparecido.

El 2019 fue un año marcado por las masivas manifestaciones en contra del cambio climático. Jóvenes activistas como Greta Thunberg, impulsora del movimiento Fridays for Future, o plataformas como Extinction Rebellion, consiguieron llevar a la calle miles de personas que pedían soluciones a una crisis que cambiará para siempre al planeta y posicionar la emergencia climática como un tema central en la agenda política y mediática.

El cambio climático es tan real ahora como lo era antes de que el virus se propagase por el mundo, pero parece tener menos peso o haber perdido importancia en los informativos, en las políticas públicas y también en las decisiones que tomamos en nuestra vida cotidiana. ¿Qué debemos tener en cuenta ahora sobre la crisis climática? ¿Y cómo ha afectado la pandemia a la lucha contra el cambio climático?

La COP26, aplazada

Uno de los encuentros anuales más importantes en relación con el cambio climático, la Conferencia de las Partes (COP) , ha tenido que ser aplazada. La COP26 debía celebrarse a principios de noviembre en Escocia (Reino Unido), pero debido a la situación provocada por la pandemia se celebrará en 2021.

Es en este encuentro en el que representantes de los países del mundo debían ponerse de acuerdo para adoptar medidas contra el calentamiento global y para limitar el aumento de la temperatura.

Por otro lado, las inminentes elecciones en los Estados Unidos podrían afectar también el futuro del medioambiente. En 2019, el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, anunció que el país se retiraría del Acuerdo de París. Es el mayor pacto para hacer frente a la crisis climática que establece un plan de acción mundial para limitar el calentamiento global.

Hasta 185 países lo han respaldado y han presentado planes para recortar sus emisiones de gases de efecto invernadero, como pide el acuerdo. La retirada en principio tendrá lugar en noviembre, y las elecciones son el 3 de noviembre. El competidor de Trump, el demócrata Joe Biden, ya ha anunciado que si gana las elecciones podría volver a entrar en el pacto.

Estados Unidos es el segundo país del mundo que más gases de efecto invernadero emite (después de China), según datos del Centro Común de Investigación (JRC). En total, es el responsable del 15% de las emisiones a nivel global.

Cómo el coronavirus ha afectado el medioambiente

Una de las consecuencias del confinamiento decretado para frenar el avance de la Covid-19 tuvo efectos positivos para el medioambiente. Debido a la reducción en la producción y en los desplazamientos, las emisiones de gases de efecto invernadero cayeron.

Según un artículo publicado en la revista científica Nature, las emisiones de dióxido de carbono se redujeron en un 8,8% si se compara con el mismo periodo en el año pasado.

Algunos expertos, sin embargo, alertan que esta situación es solo temporal, y que la vuelta a la normalidad podría incluso aumentar las emisiones de las fábricas, porque se intentaría recuperar la producción para hacer frente al bache económico.

De hecho, en China se registró un nivel más alto de contaminación en el aire tras el confinamiento que antes de la pandemia, según el Foro Económico Mundial. La contaminación del aire, además, es uno de los factores que pueden llevar a las personas a sufrir síntomas más graves de Covid-19.

Por otro lado, el uso de material de protección, tanto para los equipos médicos como para la ciudadanía, como guantes de plástico y mascarillas de usar y tirar, han provocado un aumento de los residuos.

Fuente: La Vanguardia