Autorizan al Municipio “a evaluar herramientas de financiamiento” para renovar alumbrado público

Por unanimidad, el Concejo Deliberante de San Luis aprobó en sesión extraordinaria un proyecto para autorizar a la Municipalidad la evaluación de propuestas de herramientas de financiamiento que permitan la renovación del sistema de alumbrado público de la capital.

La intención del Ejecutivo es obtener un crédito a baja o nula tasa de interés que permita cambiar todas las luminarias por el sistema Led. Con esto, se apunta no sólo a contribuir al cuidado del medio ambiente sino también a ahorrar una importante suma de dinero.

La iniciativa aprobada destaca que se autoriza a la Municipalidad “a evaluar las herramientas de financiamiento existentes en el mercado a los fines de renovación del sistema actual de alumbrado público por tecnología led”.

Una vez que la Comuna tenga propuestas crediticias, deberá elevar los proyectos al Concejo con las especificaciones correspondientes de “montos, tipo de moneda, plazo, tasa de interés, pliegos, modelos de contrato, y preadjudicación”, para que lo evalúe el legislativo.

El proyecto también destaca que las lámparas reemplazadas deberán tener predeterminada su disposición final.

El concejal de San Luis Somos Todos, Federico Cacace, argumentó que “la necesidad del renovación del sistema de iluminación no solo es por el cuidado del medio ambiente, por el sino por el enorme ahorro energético que esto produce”.

El edil destacó que este año, la Municipalidad abonó 72 millones de pesos en energía eléctrica por el alumbrado público, cifra que descendería a la mitad si todas las lámparas fueran de tecnología led. “Prácticamente la mitad del crédito se pagará con el ahorro que se va a generar año a año”, sostuvo.

Por su parte, Luis “Piri” Macagno, de Identidad Popular, destacó que el proyecto fue consensuado con todos los presidentes de bloque y remarcó que el legislativo tendrá a cargo el control de todo el proceso. “Este endeudamiento va a comprometer a futuras gestiones, nos parece prudente que el Concejo tenga el mayor control posible. Todo el proceso de contratación va a necesitar si o si la aprobación del Concejo”.

El representante de Unidad Justicialista Roberto Carlos González Espíndola, remarcó que esta medida no autoriza al Municipio “a tomar deuda, sino a evaluar las herramientas financieras”.