El congreso brasileño rechazó una moción del hijo de Bolsonaro para repudiar a Alberto

El titular de la Cámara de Diputados de Brasil anuló una moción de repudio contra Alberto Fernández que había presentado la Comisión de Relaciones Exteriores y Defensa Nacional, comandada por Eduardo Bolsonaro, uno de los hijos del presidente.

 

En las últimas semanas el presidente electo había pedido en varias ocasiones la libertad de Lula Da Silva e incluso poco antes de la campaña electoral lo visitó en la cárcel de Curitiba. Incluso el día de su triunfo, que coincidió con el cumpleaños del ex mandatario brasileño, se fotografió haciendo la “ele” en homenaje al líder del PT.

 

Cuando fue liberado el pasado viernes, Fernández se fotografió con varios integrantes del Grupo Puebla mientras festejaba la liberación del ex mandatario.

Los constantes apoyos de Fernández a Lula tensionaron aún más la relación con Bolsonaro, quien en la previa de los comicios argentinos se había expresado en duros términos contra el kirchnerismo y apenas conocido el triunfo de Alberto adelantó que no asistiría a su asunción.

 

Por eso el viernes último el representante federal Luiz Philippe de Orleans y Bragança, pariente del último emperador brasileño, aseguró que Fernández no respetó las “decisiones de las instituciones judiciales del estado brasileño” y practicó el “activismo político en los asuntos internos de Brasil”.

Sin embargo la moción fue aprobada sin contar los votos en forma individual, algo que requiere la ley. Además la moción necesita mayoría absoluta en la comisión.

 

El titular de la Cámara explicó que la reglamentación tiene una “razón de ser” y es que los asuntos que trata la comisión son de “importancia marcada y la sensibilidad diplomática de los asuntos relacionados con actos o eventos internacionales”.

Por eso Maia reclamó: “La Cámara de Representantes debe reflexionar y analizar más antes de la manifestación oficial, por lo que se requiere que el plenario considere el asunto”.

 

Fuente: LaPoliticaOnline