El crecimiento de las energías renovables en 2021

Una de las industrias que más ha crecido en los últimos años es el de las energías renovables. En un momento como el actual, en el que la alerta climática va calando cada vez más en todos los sectores de la sociedad, se hace indispensable encontrar fuentes energéticas sostenibles, que no dañen el medio ambiente y nos permitan conservar los recursos naturales que nos quedan. Eso lo saben las empresas que ya invierten en ellas, pero también los consumidores y consumidoras.

Es más, ya son muchos los ciudadanos que ya han empezado a apostar por las energías renovables en alguna plataforma de inversión, como veremos más adelante. Es también el caso de los argentinos y las argentinas, y eso tiene mucho que ver con que nuestro país fuera uno de los primeros en adoptar este tipo de energía obtenida de fuentes inagotables. No parece que esto vaya a cambiar en el futuro, pues se ha marcado el objetivo de que estas representen el 20% en 2025.

¿Pero en qué porcentaje estamos ahora? A principios de 2020, Argentina había sustituido ya el 8% de la energía eléctrica por alguna forma de energía renovable, una cifra que pasó a ser del 9,7% a finales de año. Para cumplir con la legislación vigente, los datos de enero de 2020 deberían duplicarse para diciembre de 2021, y esto podría alcanzarse si sigue el ritmo actual. Las energías verdes siguen creciendo en el país y esto es gracias, en parte, a los 163 proyectos activos.

Argentina es uno de los países latinoamericanos que lidera el sector en la región. Lo acompañan Chile, México y Brasil, pero están todavía algo lejos de otros rincones del mundo. Islandia y Noruega son, de lejos, los países europeos que más consumen energías renovables, y les siguen Suecia y Finlandia. China lidera en energía hidráulica, eólica, solar y biomasa, pero Estados Unidos lo hace en la solar. Alemania es considerado el país que mejor aprovecha esos recursos limpios.

Mencionábamos antes los 163 proyectos que se encuentran operativos hoy en la República. Eso significa que más de 4,4 millones de hogares repartidos por 11 provincias reciben este tipo de energía. El pasado mes de diciembre, se registró el pico más alto de abastecimiento, y eso hace pronosticar que el 2021 será un buen año para las energías verdes en Argentina. El gobierno de Alberto Fernández, eso sí, debería prestarles la atención que, por todo su potencial, merecen.

Pero además del interés y los recursos y ayudas que desde la presidencia se pueda dar al sector de las energías limpias, se necesitan también empresas que quieran invertir en ellas. En los últimos años, se han convertido en un valor muy apreciado por los que se dedican a las inversiones, ya sea a nivel profesional como los ciudadanos medios (que lo hacen mediante plataformas online). Iberdrola, por otro lado, es una de las compañías que hace más tiempo que invierten en nuestro país.

No todo son inversiones extranjeras. Y-TEC es la empresa argentina más importante en el sector de la investigación y el desarrollo de nuevas tecnologías para la industria que aquí nos compete. Ya han mostrado su interés en el hidrógeno, el principal combustible no contaminante del mundo, y de hecho ya colabora con Genneia, líder en soluciones energéticas sustentables. Otras compañías a destacar son 360 Energy, Petroquímica Comodoro Rivadavia, JEMSE y Arauco.

Argentina lo tiene todo, o prácticamente todo, a su favor para poder liderar en el sector de las energías renovables. Cuenta con el respaldo de las inversiones extranjeras, con una red de empresas locales fuertes en el sector y unas condiciones geográficas que muchos países querrían. ¿Conseguirá el objetivo?

Fuente: EL LIBERAL

× ¿Te ayudamos?