El brutal crimen de Alejandro Ochoa: fue torturado y degollado, reveló la autopsia

La autopsia practicada al cuerpo de Alejandro Ochoa reveló que el productor rural de 35 años de Cortaderas fue torturado antes de ser degollado, informó su familia.

Audio: Fernando Ochoa, hermano de Alejandro

Fernando Ochoa, hermano de la víctima, afirmó que el joven “fue torturado y luego degollado, eso le causó la muerte”.

El familiar de “Bebo” dijo que están “desorientados” y que no entienden quién pudo cometer el brutal asesinato: “No tenía problemas con nadie, era un chico muy reservado, no lo podemos entender”, señaló.

Fernando desestimó que su hermano pudiera tener algún conflicto por drogas y dijo que la familia no tenía conocimiento que estuviera en alguna relación amorosa conflictiva. “Puede ser que (los asesinos) se hayan equivocado”, indicó.

El informe de la autopsia detalla que el cuerpo tenía golpes y varios cortes, incluso mutilaciones en los genitales. La causa de muerte fue un shock hipovolémico provocado por el corte en la tráquea que le afectó los vasos sanguíneos.

Alejandro había desaparecido el sábado 27 de marzo. Un testigo denunció que vio cómo dos hombres armados y encapuchados lo golpeaban hasta dejarlo inconsciente y lo cargaban en un vehículo. Su cuerpo apareció el viernes pasado, en el paraje El Adobe, a dos kilómetros del casco céntrico de Cortaderas, en una obra en construcción.

“Desde su desaparición, la investigación, el rastrillaje, todo lo que tienen que hacer los investigadores no hicieron nada, no tuvimos contención de nadie, no hemos tenido respuesta de ningún lado”, lamentó Fernando. La familia sepultó a “Bebo” este lunes a las 17.30, luego de recibir los restos por autorización de la jueza Penal de la tercera circunscripción judicial, Patricia Besso.

“Fue alguien que vino a hacerle esto. Pensamos que fue algo muy importante pero no sabemos quién fue. Puede ser de una relación amorosa, de drogas seguro que no”, agregó el hermano.

Alejandro vivía solo en una humilde vivienda rural en la zona y se autoabastecía con cosecha y animales propios. Además, hacía trabajos de albañilería para su subsistencia. “No tenía novia ni hijos, y no tenía relación con ninguna chica”, contó Fernando.

Y sentenció: “Yo no digo que la policía lo mató pero puede estar involucrada sino hubiese sido distinto el rastrillaje”.


× ¿Te ayudamos?