El cura que aseguró ser víctima de extorsión sigue sin ratificar la denuncia

El sacerdote Gustavo Méndez, párroco de la Iglesia Nuestra Señora del Carmen de Villa Mercedes todavía no concurrió al Juzgado de Instrucción Penal N°2 para ratificar la denuncia por supuesta extorsión que radicó en la Policía la semana pasada.

El caso, se conoció el fin de semana pero ocurrió el jueves: según la exposición del sacerdote, un hombre que lo conocía se comunicó con él para exigirle el pago de $150 mil, en cuotas, a cambio de no dar a conocer fotos comprometedoras.

El cura lo citó para entregarle el primer pago, pero al mismo tiempo avisó a la Policía, que se apostó en inmediaciones del lugar y detuvo a tres jóvenes que habían ido a buscar el dinero.

El viernes de la semana pasada, el juez Leandro Estrada llamó a declaración indagatoria a los acusados: dos de ellos dijeron desconocer el plan extorsivo de su compañero, quien les habría pedido que lo acompañaran. El principal imputado no declaró.

Méndez, por su parte, había sido citado para ratificar la denuncia el lunes de esta semana. Sin embargo ese día no apareció, ni lo hizo hasta la noche del miércoles, al menos.

Vicente Cuesta, abogado de los dos imputados que declararon, señaló: “Es una situación extraña, pero fundamentalmente nos cercena el derecho de defensa porque no podemos preguntar, ni averiguar pormenores que no están en la denuncia policial”.

En declaraciones que reproduce el portal San Luis Noticia, lamentó: “En teoría, al ser delitos de acción pública, debe haber necesariamente una ratificación. Pero no sabemos qué criterio va a adoptar el juez. Puede tomar como válida o no la presentación en la policía”.

× ¿Te ayudamos?