El extraño caso San Luis: tiene pleno empleo y el nivel más bajo de indigencia del país, pero más pobres

AUDIO: MARIANO COZZOLINO (DIRECTOR PROVINCIAL DE ESTADÍSTICA Y CENSOS)

 

{mp3}cozzolino29032019{/mp3}

 

Los datos que dio a conocer el INDEC sobre la pobreza e indigencia durante el segundo semestre del 2018 arrojaron un crecimiento exponencial de los puntanos con carencias en ese período, comparado con la primera mitad de ese año y con los índices de un año atrás.

A nivel nacional, la pobreza llegó al 32 por ciento y la indigencia casi al 7 por ciento. En San Luis, el primer índice se ubicó en 31,3 por ciento y el segundo en el 2 por ciento.

Mariano Cozzolino, director provincial de Estadísticas y Censos detalló que “en el caso Nacional era previsible por la recesión, la subocupación y el desempleo; además que creció el número de personas que tienen trabajo y buscan otro, lo que habla de un empeoramiento en las condiciones laborales que hace que el salario no esté alcanzando; lo que da cuenta que el crecimiento del salario nunca acompañó la inflación”.

El funcionario remarcó el caso San Luis es más difícil de explicar. “Tuvimos un salto grande, pero si uno tiene en cuenta que la indigencia es la más baja del país y hay pleno empleo (la desocupación es del 2,8%), implicaría que muchas personas estaban apenas por encima de la pobreza (en el primer semestre del 2018). Si uno lo mide contra la caída del salario en el sector privado, que aumentó un 22% en el 2018 contra una inflación del 50%, ahí se empieza a explicar el salto tan grande”, graficó.

En este mismo sentido, detalló que, por ejemplo, los empleados públicos pudieron verse incluidos en ese rango, ya que el aumento por cláusula gatillo que otorgó el Gobierno (del 21% que se sumó al otro 21% que había otorgado durante el año) recién se contabilizará en la medición del actual semestre.

“Se podría decir que toda la población está contenida porque tiene trabajo y porque el nivel de indigencia es el más bajo del país, pero se dieron estos factores: los aumentos salariales en el sector privado estuvieron muy por debajo de la canasta básica; y en el sector público, que el aumento se dio en diciembre”, resaltó.