El extraño viaje de Rafael Di Zeo y la 12 a Comodoro Rivadavia

De esas dos paralelas se alimenta hoy la vida de Rafael Di Zeo, el líder de La Doce. Una de esas líneas le acaricia el ego: el jefe de la barra brava de Boca estuvo como rock star en Comodoro Rivadavia; primero se habría reunido con sindicalistas de la zona y después, por la noche, encabezó una cena show en su honor cuyo cubierto se vendía como ‘vení a conocer anécdotas del Rafa, sacate una foto y te llevas un autógrafo’. Todo por módicos 500 pesos.

La velada se llevó a cabo en el restaurante Buenas Costumbres, uno de los más populares de la ciudad patagónica, que fue cerrado para el evento, que contó con 80 cubiertos sold out. Los comensales, casi como si estuvieran frente a Palermo o Riquelme, se desvivían por una historia o una imagen junto al Rafa, que cual experto en stand up repetía una y mil veces cómo fue tal pelea o tal reunión con los futbolistas. Casi que no le dejaban probar el tostón de campo con verduras grilladas y salsa agrioli que se sirvió de entrada, ni saborear el bife de chorizo grillado con papas panaderas que, como contó uno de los mozos a Infobae, en realidad son papas con cebolla “pero el chef siempre les pone un nombre raro”.

Di Zeo, locuaz como siempre, aceptó tomarse todas las instantáneas pedidas. Su buen humor quizá venía precedido de las charlas que había tenido con representantes de los gremios Uocra y Petroleros, que en más de una oportunidad han sabido aprovechar “mano de obra de Buenos Aires”. Y mientras el vino hacía de las suyas y llegaba el postre, el local, todo adornado con los colores azul y oro, iba tomando cada vez más temperatura, y alcanzaría su clímax con el artista local Charly Amado, quien intepretó todas las canciones de cancha para transformar al restaurante en una sucursal de La Bombonera.

El líder de la barra y sus acólitos se alojaron en el hotel Lucania Palazzo, uno de los más lujosos de la ciudad, donde la habitación se paga 3500 pesos la noche. El pasaje ida y vuelta a Comodoro para estas fechas, justo en vacaciones de invierno, cotiza a 7000 pesos per cápita. Y los barras estuvieron tres días, porque recién salen hoy por la noche. Una inversión nada desdeñable.

 

Fuente: Infobae