El forense que hizo la autopsia al cuerpo de Florencia dijo que Carina Di Marco no podía desconocer los abusos

AUDIO: RICARDO TORRES (MÉDICO FORENSE)

 

{mp3}torres11042019{/mp3}

 

El médico forense Ricardo Torres, que participó de la autopsia al cuerpo de Florencia Di Marco, consideró que su madre, Carina Di Marco, no podía desconocer que su hija era víctima de abusos por parte de Lucas Gómez.

En su declaración ante el Tribunal de la Cámara Penal N°2, que lleva adelante el juicio contra Carina Di Marco como “partícipe necesario por omisión” en las violaciones que sufrió Florencia, el forense detalló las aberrantes acciones que aplicó Gómez a la niña, durante un extenso lapso de tiempo.

“Ella debe haber participado del sufrimiento de la criatura”, consideró Torres. Y explicó: “Una criatura de 11 años, si ve sangre, lo primero que hace es avisar a un mayor. Los chicos lloran cuando ven sangre. Esta criatura debe haber sangrado por ano, por vagina; porque había una habitualidad en el coito”.

“¿Quién la curó, quién la trató…la madre nunca vio una ropa con sangre, una toallita con sangre? ¿Nunca se dio cuenta que vivía al lado de un asesino, un criminal?”, se preguntó el forense.

Torres, con una extensa experiencia en el Poder Judicial, remarcó que “los niños abusados, violados de esta manera, despiertan un cambio de conducta; la nena había dicho que no quería vivir más en San Luis ¿Cómo no le va a preguntar por qué?”.

El médico recordó que Florencia fue asesinada con “salvajismo” el 22 de marzo de 2017, por Lucas Gómez, su padrastro. “El salvajismo con el que le apretó el cuello y le rompió la tráquea…esto pasa por encima de la psicopatía”, opinó.

E insistió: “Los chicos cuando ven sangre se asustan…hasta los mayores se asustan si ven sangre en lugares donde no debería haber. Ayuda debe haber pedido (Florencia), no sé a quién, pero debe haber pedido ayuda”.

También evaluó que la niña “debe haber tenido serios problemas para la defecación, debe haber tomado algún laxante o algo”.

Con todas esas evidencias, Torres consideró que Carina no podría desconocer lo que sufría su primogénita.

Carina Di Marco, de 36 años, está acusada del delito de “abuso Sexual con acceso carnal agravado por el vínculo por ser guardador y por el aprovechamiento de convivencia preexistente en calidad de partícipe necesaria” en perjuicio de su hija, Florencia. El juicio se realiza en la Sala de Debates Orales N°2 del Poder Judicial de San Luis.

× ¿Te ayudamos?