El fundador de Telegram considera esclavos que viven en la Edad Media a los usuarios de iPhone

El fundador de Telegram, Pavel Durov, ha compartido algunas opiniones sobre Apple que resultan especialmente polémicas.

Las últimas declaraciones del fundador de Telegram han levantado cierta polémica, quizá más por el tono utilizado que por el mensaje en sí mismo. Como bien sabrán muchos lectores, Telegram es una aplicación de mensajería alternativa a WhatsApp o Signal que presume ante todo de privacidad, aunque además tenga una serie de funciones muy útiles.

Pavel Durov es partidario de que el usuario tenga la mayor privacidad posible, aspecto que le ha ocasionado importantes problemas con el Gobierno de Rusia. Por eso considera que no se deben utilizar los iPhone, algo que ha dejado más que claro con sus últimas declaraciones.

Los comentarios nacieron en referencia a la relación que existe entre Apple y China y las concesiones que ha realizado la empresa para crecer en el país. Durov, muy crítico con ellos, ha publicado algunas opiniones sobre el tema en su canal de Telegram, según recogen en Android Central.

Según sus comentarios, “Apple es muy eficiente en la consecución de su modelo de negocio, y este se basa en la venta de hardware obsoleto y caro a los clientes atrapados en su ecosistema”. A esto añadió cómo se siente cuando usa la aplicación de Telegram en iOS, como si estuviese “retrocediendo a la Edad Media. Las pantallas de 60 Hz del iPhone no pueden competir con las pantallas de 120 Hz de los teléfonos Android modernos que admiten animaciones mucho más fluidas”.

Muchos seguidores de Apple no estarán de acuerdo del todo con el comentario, ya que la pantalla se ha quedado algo atrás, pero el nuevo procesador es de los más interesantes del mercado. Aunque no se detuvieron aquí los comentarios y criticó también que solamente se puedan descargar aplicaciones mediante la App Store.

Pero quizá la frase más polémica es esta: “No es de extrañar que el enfoque totalitario de Apple sea tan apreciado por el Partido Comunista de China, que, gracias a Apple, ahora tiene un control completo sobre las aplicaciones y los datos de todos sus ciudadanos que dependen de los iPhone”. Además de llamar totalitaria a Apple también le acusa en cierta manera de colaborar con la represión en China.

En todo caso, las palabras llaman más atención por su dureza que por el fondo, que no sorprenderá a nadie conociendo las ideas de Durov y la polémica que está viviendo Apple por su situación en China. Aun así, seguro que muchos usuarios de iPhone se sienten molestos.

Fuente: ComputerHoy

× Whatsapp