El futuro de la selección: ¿Sigue Messi? ¿Y Sampaoli?

La derrota ante Francia por los octavos de final del Mundial Rusia 2018 no sólo eliminó a la Argentina de la competencia, también dejó innumerables interrogantes de cara al futuro del equipo nacional.

El primero, acaso el más importante: ¿Tendrá revancha Lionel Messi en Qatar 2022? Difícil saberlo a esta altura. El crack argentino dejó la concentración en Bronnitsy apesadumbrado, shockeado, pero no dio indicios de su futuro. Ni ante la prensa ni ante su entorno.

Antes del Mundial, Messi había dicho que de no ganar se tenían que ir todos los que conformaron la generación que no pudo coronar con un trofeo varias buenas campañas, pese a llegar a 3 finales.

 

Javier Mascherano y Lucas Biglia, dos de los integrantes de esa camada, se retiraron el mismo sábado de la selección. ¿Seguirá sus pasos Messi? Al contrario de lo que sucedió en la final de la Copa América 2016, el 10 no anunció su retiro, pero tampoco confirmó que vaya a buscar disputar su quinta copa del Mundo.

Durante el desarrollo del Mundial de Qatar, el multiganador del Balón de Oro cumplirá 35 años. Seguramente no tendrá la misma explosión que en los últimos años y podrá jugar más atrás en el campo, más vinculado a la creación de juego que a la terminación de las jugadas. El tiempo dirá si continúa.

Lo más cercano que tiene la selección Argentina, en cuanto a competencia oficial, es la Copa América que se disputará en Brasil el próximo año. Antes, en octubre de este año, habrá fechas FIFA para disputar partidos amistosos.

¿Quién dirigirá al conjunto albiceleste? Jorge Sampaoli dejó en claro tras la derrota con Francia que su intención es seguir al mando de la selección. Los dirigentes no están convencidos.

Los continuos errores, la perdida de mando y algunos desplantes de Sampaoli tensaron su relación con quienes encabezan la AFA.
Cuando lo contrató, el presidente Chiqui Tapia aseguró que era “el mejor técnico del mundo”. Hoy, a la luz de los resultados, cambió de opinión de manera radical. El año del santafesino en el banco de la selección decepcionó a todos.

La conformación de la lista, el no tener una idea clara de juego, la falta de planificación, los cambios (algunos insólitos) de esquemas y tácticas, el desconocimiento del juego de los rivales de turno, la mala relación con integrantes de su cuerpo técnico y la pérdida de autoridad ante el plantel, son algunas de las críticas que más se esgrimieron contra el zurdo de Casilda.

El domingo, en la tarde moscovita, surgió un rumor: Tapia le pidió la renuncia a Sampaoli. En realidad, no sucedió. Si se reunirán ambos en Buenos Aires, una vez que la delegación regrese de la experiencia mundialista.

Despedirlo, para la AFA, no es negocio: el contrato por 5 años que firmó el año pasado es por 20 millones. Echarlo ahora implica pagar todo el vínculo. Recién después de la Copa América 2019 la recisión unilateral tiene montos menos elevados.

Sampaoli se ilusiona con el recambio. Cree que, por fin, podrá formar una selección a su medida, con las características ofensivas que se cansó de pregonar pero luego no supo plasmar en el campo. Los dirigentes, en cambio, consideran que no estuvo a la altura de la selección.

Cuando se dispute la Copa América en 2019, la selección mayor Argentina cumplirá 26 años sin títulos. Si no gana, habrá que esperar hasta el Mundial 2022, cuando ya sean 29 los años.

 

Por Facundo Insegna.