El Gobierno acordó con la CGT y empresarios el bono de $5.000 al sector privado

Tras largas negociaciones, el Gobierno acordó este lunes con las cámaras empresariales y la CGT el pago de un bono de $5 mil a trabajadores del sector privado, suma que tendrá carácter no remunerativo y será a cuenta de futuras revisiones salariales.

Te puede interesar: Calu Rivero encendió las redes con un baile en ropa interior

 

El convenio se logró tras una reunión en el Ministerio de Producción en la que participaron su titular, Dante Sica; su par de Desarrollo Social, Carolina Stanley; el secretario de Comercio, Ignacio Werner y directivos de cámaras empresariales y de la central obrera.

Las partes acordaron una recomposición salarial obligatoria de $5.000 para los trabajadores del sector privado. Será de carácter no remunerativo y a cuenta de las próximas revisiones paritarias.

Este martes por la mañana volverán a reunirse para definir la letra chica del entendimiento que detallará la forma en que se abonará el plus y si bien se espera que sea en un solo pago, las cámaras pymes vienen advirtiendo sobre las dificultades que tendrán para cubrir ese costo.

 

De este modo, en el caso de pequeñas y medianas empresas, deberá definirse si se puede hacer el pago en cuotas y los plazos para cumplimentarlo.

Tras el encuentro y en breves declaraciones a la prensa, el secretario de Comercio Interior sostuvo que “se acordaron las distintas condiciones” y puntualizó que este martes se redactará el decreto que impulsa el pago del plus.

El presidente de COPAL, Daniel Funes de Rioja, aseguró que ese plus será “a cuenta de futuras revisiones y los convenios colectivos deberán ver la situación de pequeñas empresas”.

 

El dirigente agregó que el objetivo es “generar un marco para que el acuerdo pueda ser cumplido por todos y que los problemas puntuales de algunas empresas sean analizados caso por caso”.

Indicó que en cada convenio se podrá establecer “la fecha de pago y las modalidades respectivas”, sobre todo en el caso de las pymes que más complicaciones tienen por la devaluación y la crisis financiera.

 

“Ha habido una predisposición del Gobierno con el carácter no remunerativo”, destacó el empresario, quien dijo que esto “hace a la esencia del acuerdo por el peso de las cargas sociales”.

Por parte del sector gremial participaron: Héctor Daer (Sanidad), Carlos Acuña (SOESGyPE), Antonio Caló (UOM), Andrés Rodríguez (UPCN), Armando Cavalieri (Comercio), José Luis Lingeri (Obras Sanitarias), Jorge Sola (Sindicato de Seguro), Carlos West Ocampo (Sanidad), Robustiano Geneiro (UTHGRA) y Alberto Tomasone (Comercio).

 

En representación del sector empresario, participaron Miguel Acevedo (UIA), Julio Crivelli (CAMARCO), Daniel Funes de Rioja (UIA), Enrique Matilla (CAME), Pedro Etcheverry (CAC), Ricardo Diab (CAME), Florencia Merensztein y Julián Jajurin (CAME) y Claudio Rodríguez.

También tomaron parte el titular de la Unidad de Coordinación General, Ignacio Pérez Riba; y la directora nacional de Relaciones y Regulaciones del Trabajo, Gabriela Marcello.

 

El acuerdo se produjo apenas horas después de que la Unión Industrial y la Cámara de la Construcción anunciaran que las empresas no están en condiciones de pagarlo.

Apenas trascendió la noticia sobre la decisión del Gobierno de otorgar un plus para los privados con el propósito de compensar los efectos de la devaluación, las cámaras que agrupan a pymes advirtieron que es imposible hacer frente al desembolso.

Ahora, también se sumaron al reclamo las entidades que reúnen a empresas poderosas vinculadas a la industria y la construcción.

 

Fuente: Diariouno