El hermano de Matías Dávila: “A un año y pico es difícil mantener la esperanza”

A un año y una semana de la desaparición de Matías Dávila, el hombre de 77 visto por última vez en la tarde del 1° de Mayo la causa está paralizada. Su hermano César, que vive en Buenos Aires, sostiene que por el tiempo transcurrido “es difícil mantener la esperanza” que su familiar aparezca con vida.

 

“Yo tengo mi teoría y se la he expresado al juez (Sebastián Cadelago) y a la Policía. Él era un hombre solo, jubilado pero no era que no tuviese una vida de la puerta para afuera, tenía vida social. Tenía contactos con su familia, sus amigos del bar y gente, también, que no eran de su entorno”, contó el hermano.

 

César contó que Matías es viudo y que tiene una hija que vive en Sudáfrica y su testimonio sería importante para la investigación.

 

“La Policía buscó pero la investigación se trabó. Se hicieron rastrillajes pero esos grandes movimientos a mí no me conmueven. Yo espero el desenlace: que aparezca”, agregó.

 

Matías cobraba una jubilación y la pensión de su mujer. Estaba lúcido: manejaba una moto y siempre iba a buscar la vianda. “Tenía la ilusión de viajar a Sudáfrica para conocer a sus nietos y a lo mejor estaba ahorrando para viajar. A lo mejor tenía mil dólares y para alguien eso fue demasiado tentador”, señaló César.