El intendente de Juana Koslay aseguró que “no hay denuncias por intentos de secuestro” en esa ciudad

AUDIO: JORGE “TOTI” VIDELA (INTENDENTE DE JUANA KOSLAY)

{mp3}videla16112018{/mp3}

 

Jorge “Toti” Videla, intendente de Juana Koslay, afirmó que no hay denuncias por supuestos intentos de secuestro en esa ciudad, y que, por el momento, son solo posteos en las redes sociales, no muy claros.

El jefe municipal se reunió con el comisario Ricardo Sosa y el subcomisario Cristian Lucero, nuevos jefes de la Comisaría 34°, y el comisario Ariel Rivero, responsable de la Comisaría 5°.

“Los jefes de la Comisaría 5° y la 34° dijeron que no hay ni denuncias. Son paranoias que se generan en las redes sociales. No está pasando esto en Juana Koslay, puede pasar como en cualquier ciudad del mundo. Lo que tenemos que hacer es estar atentos, trabajar y estudiar cada caso”, señaló el intendente.

De los dos supuestos casos de intento de secuestro, en realidad, ninguno tiene una denuncia. “En uno habrían dicho que cayó un móvil policial en dos minutos y no hubo ni una llamada a la policía; es gente que no vive en Juana Koslay, que vive en otra localidad. Después del hecho, que teóricamente le habían querido manotear la nena, la mujer se mete a un supermercado a comprar”, detalló.

Fue la Policía la que citó a la supuesta denunciante para que aclarara la situación. “Le han puesto un psicólogo a la mujer para evaluar bien; en los próximos días se la va a volver a citar. No es más que eso, un trascendido, una ola dentro de las redes sociales”, indicó.

El otro caso que estalló en las redes sociales tampoco es muy claro. “No sería más que un contacto, que no saben si le han querido preguntar algo a la nena”, remarcó el intendente.
Videla afirmó que “hay que estar atento, tenemos que colaborar con el accionar de la Policía, pero no podemos entrar en la paranoia de las redes sociales”.

Por otro lado, el jefe municipal detalló que en el encuentro con las autoridades policiales se abordaron diferentes temas referentes a la seguridad, aunque afirmó que los robos ya no son tan frecuentes en la ciudad. Y, además, se planteó la falta de equipamiento que padecen las comisarías.

“Nosotros vamos a colaborar, vamos a arreglar unas motos que tienen rotas para que puedan moverse”, adelantó y cuestionó que sólo funcionan 16 cámaras de seguridad en toda la ciudad cuando “necesitamos por lo menos 300”.

En este sentido, adelantó que el Municipio invertirá en la compra de cámaras y en la instalación de un Centro de Monitoreo, para colaborar con la Policía. De hecho, instalarán un Centro de Monitoreo en cada Comisaría de la localidad para que la fuerza del orden también pueda acceder en tiempo real a lo que pasa en su jurisdicción.