El interés por el litio podría ser una de las claves del golpe de Estado en Bolivia

AUDIO: ARIEL ORTIZ SUÁREZ (DOCTOR EN GEOLOGÍA – DOCENTE DE LA FACULTAD DE CIENCIAS FÍSICO MATEMÁTICAS Y NATURALES DE LA UNSL)

{mp3} ortizsuarez12112019{/mp3}

 

El ex presidente de Uruguay, José Mujica, fue uno de los primeros dirigentes latinoamericanos en advertir que la renuncia de Evo Morales se produjo a causa de un golpe de Estado, y también en señalar que detrás de todo se encuentra el interés por el litio. Otros líderes también hicieron énfasis en esa situación para explicar la situación que se vive en el país.

El litio es un elemento químico necesario para la composición de las baterías de los automóviles eléctricos y de gran importancia para la industria automovilística del futuro.

Bolivia posee reservas estimadas en 21 millones de toneladas de litio, de las más grandes del mundo. La mayor parte de ellas se sitúan en el salar de Uyuni y en menor proporción en los yacimientos de Coipasa y Pastos Grandes, según un estudio del gobierno boliviano.

El doctor en Geología y docente de la Facultad de Ciencias Físico Matemáticas y Naturales de la Universidad Nacional de San Luis (UNSL), Ariel Ortiz Suárez, detalló: “El litio ha pasado a ser un elemento muy importante en la economía. Para tener una idea, el precio del litio empieza a subir en el 2000 o 2002 y alcanza su máximo en 2018: estaba a menos de dos mil dólares la tonelada y pasó a costar 16 mil dólares la tonelada. No es tan difícil de encontrar, pero hay pocos lugares en el mundo dónde hay reservas importantes. Más del 50% del litio del mundo está en Bolivia, Chile y Argentina”.

La utilización del elemento en la industria automotriz no es un dato menor. Suárez Ortiz remarcó que, en la actualidad, países como Estados Unidos “están concentrando grandes cantidades de litio para tener como reserva; porque pasa a ser un mineral casi estratégico, muy importante en el manejo de la energía eléctrica”.

El especialista remarcó que “no hay tantas empresas, ni tan grandes” en la explotación de litio. “Incluso ha habido mucha oscilación de los precios porque no está regulado el consumo con la producción; todavía no logra estabilidad”, explicó.