El llanto de Pamela David ante el padre de un joven asesinado por motochorros

La inseguridad es una de las principales preocupaciones de los argentinos y lamentablemente está a la orden del día en nuestro país.

Dentro de ese contexto, la modalidad de los motochorros es una de las que más víctimas se cobró en el último tiempo, con casos que conmocionaron a la opinión pública.

 

Uno de ellos es el de Mateo, un chico de apenas 16 años que fue asesinado en diciembre del año pasado en el partido de Tres de febrero.

 

Por eso, Pamela David convocó a su padre, Gustavo, quien conmovió hasta las lágrimas a la conductora de Pamela a la Tarde con la historia de su hijo.

Luego de mostrar su reclamo ante el Concejo Deliberante de Tres de febrero, el hombre dio su testimonio.

 

“Quiero que seamos realistas de las cosas que están pasando, hoy me pasó a mí, ayer a otro y mañana a otro. Yo no fui al Concejo Deliberante porque tengo una bandera política, yo no pertenezco a nadie ni me interesa. Yo creo que vivimos y tenemos lo que nosotros queremos, no hay otra cosa”, arrancó.

“Yo no sé si es herencia o no herencia recibida, yo como padre estoy cansado del discurso mediático, yo pido por la memoria de mi hijo. Yo voy a seguir esto hasta que Dios disponga de mi vida, Mateo no va a ser un caso más, entonces digo que hubo un antes y un después”, remarcó.

 

“A mi hijo lo mataron ahora, entonces yo le quiero decir al presidente que nosotros, la gente humilde, trabajadora, toda la vida llevamos un carro, porque los ricos, o la clase alta, no empujan ningún carro, ni siquiera el del supermercado, porque tienen gente que les va a hacer los mandados”, afirmó, mientras se veía como a medida que hablaba los ojos de Pamela comenzaban a llenarse de lágrimas.

 

“Claro, los pobres empujamos el carro, la gente trabajadora empuja los carros, pero yo tengo un grave problema ahora, tengo que empujar el carro con mi hijo adentro. Y que se quede tranquilo que yo al carro le voy a gastar las ruedas, pero no lo voy a dejar de empujar”, sentenció.

“Yo creo que lo que tenían que hacer no lo hicieron, no sé si será recibido o no será recibido, será herencia o no será herencia, pero la gente que tenía que estar no estuvo”, recalcó.

 

“Ni siquiera los que dicen llamarse los derechos humanos, no sé cuál es el derecho, ¿mi hijo tendría que haber desaparecido para haber tenido un derecho, mi hijo tendría que haber ido a una guerra para tener derechos?”, lanzó.

“¿O solo porque mi hijo no votaba, no eligió a ningún malandra de todos estos políticos que teníamos no tenía derechos? Mi hijo tenía 16 años, toda una vida por delante”, se preguntó.

 

“Tu hijo no se resistió, tu hijo entregó el celular, y lo reventaron. Uno de ellos está detenido, que es quien disparó, al otro todavía no lo encontraron. Pero más allá de eso hoy es un día muy importante, porque como dice Gustavo hoy le tocó a Gustavo, le tocó en diciembre, pero todos los días contamos estas historias, y a lo largo de la programación de América y de todos los canales, y perdón, estoy quebrada, pero nos puede tocar a cualquiera, entonces es muy importante que hagan algo”, pidió la conductora en medio del llanto.

 

“Hoy 19 horas, en Lavalle y ruta 8, en La finita, se juntan todos los vecinos para acompañarte y para pedir justicia, para pedir justicia que no te lo va a devolver a Mateo, pero que no quede en la nada. A lo mejor tu lucha, o el estar acá en este momento, el hacerlo presente a Mateo te da un poco más de fuerza, que la verdad te admiro, porque no sé de donde la sacás”, le dijo entre lágrimas.

 

 

Fuente: Infobae