El Manchester City perdió pero se clasificó a la final de la Copa de la Liga

Matic, quien luego se fue expulsado, estableció el 1 a 0, pero el conjunto de Pep Guardiola se impuso en el global gracias al 3-1 que había cosechado en el Old Trafford. En la final se medirá ante el Aston VillaEl Manchester City sufrió este miércoles pero se clasificó a la final de la Copa de la Liga tras eliminar al Manchester United en un duelo que acabó 3 a 2 en el resultado global. El conjunto de Guardiola perdió 1 a 0 en su estadio, a pesar de haber jugado los último 10 minutos con un hombre más que su rival y de haber contado con varias situaciones de gol. En la final se medirá ante el Aston Villa el 1 de marzo.

La tónica de la primera mitad fue del cuadro rojo intentando dominar el balón, pero jugándolo lejos del arco rival. No porque esa fuese la intención del entrenador Ole Gunnar Solskjaer, sino porque la presión del cuadro de Josep Guardiola no le permitió avanzar. Fue así que el elenco celeste contó con las más oportunidades más claras.

Sergio Agüero hizo lucir a De Gea en dos ocasiones, una con un cabezazo y otra con un disparo al primer palo, ambos rechazados por el español que se transformó en figura en apenas 20 minutos. Sin emabrgo, fue el United el que rompió el marcador.

A través de una pelota parada y un centro al área, Matic se encontró con el esférico picando delante de él y no dudó en sacudir de volea el arco defendido por el chileno Claudio Bravo y establecer el 1 a 0.

En el complemento, el Manchester City contó con una infinidad de situaciones para igualar el partido. Sterling dejó a tres futbolistas en el camino, incluido De Gea, pero al rematar cruzado su disparo se fue por arriba del travesaño en definición insólita. Gundogan también tuvo la suya, pero tardó en definir en el área chica y fue cerrado por los zagueros del United.

A falta de 15 minutos, los de Solskjaer se quedaron con 10 jugadores por la expulsión de Matic por doble amarilla tras cortar un contragolpe rival. Esta situación hizo crecer aún más el juego del City que no podía liquidar la serie y acabó sufriendo. Una infracción de Otamendi sobre la línea del área le permitió a los diablos rojos contar con un tiro libre a favor que pudo haber cambiado la historia en el tiempo de descuento, pero se estrelló en la barrera.

Con este resultado, el Manchester City jugará su tercera final consecutiva de la Copa de la Liga y se medirá ante el Aston Villa, que no llegaba a esta instancia desde hacía 10 años.

 

Fuente: Infobae Deportes

 

× ¿Te ayudamos?