El “maremoto” de infecciones por COVID-19 causa nuevos récords en varios países

La nueva ola de infecciones por COVID-19 no se detiene y no conoce fronteras.

Con largas filas de gente frente a las farmacias, Francia encabeza la lista de países europeos que han informado de un número récord de infecciones impulsadas por la variante ómicron, con más de 360.000 casos en las últimas 24 horas. El ministro de Sanidad del país Olivier Véran, dijo que se trataba de una oleada de infecciones.

“Nunca habíamos observado tales cifras desde el comienzo de la crisis sanitaria. Es un maremoto. El término me parece equivalente al número de contaminaciones. 22.000 pacientes hospitalizados, y 3.900 en cuidados críticos y reanimación”.

Italia también ha informado de un número récord de nuevos casos con más de 220.000, es decir más del doble de la cifra anunciada el día anterior. Aunque la mayoría de las infecciones son menos graves que las causadas por otras variantes, las personas no vacunadas son vulnerables.

Enrico Storti, director de la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital de Cremona, en el norte del país, insta a la gente a vacunarse.

“La vacuna es la herramienta activa que poseemos y que garantiza el menor daño a la salud de los infectados por el virus. También garantiza menos ingresos hospitalarios e incluso menos ingresos en las unidades de cuidados intensivos”.

Otro país que empieza a ver un rápido crecimiento de casos es Turquía.

Cuentan 74.000 nuevas infecciones, cuando a finales de diciembre sólo había 20.000. El ministro de sanidad ha advertido que ómicron será dominante en las próximas semanas. Es una historia que está experimentando la mayor parte de Europa, con la capacidad de hacer frente a la situación dependiendo de la disponibilidad y la aceptación de las vacunas.

Fuente: Euronews