El mundo en guerra: EEUU arrojó misiles contra Siria

El presidente de Estados Unidos Donald Trump anunció que ordenó a sus fuerzas lanzar ataques de precisión en Siria contra objetivos vinculados al programa de armas químicas de ese país. Señaló que la medida es en respuesta al bombardeo con armas químicas del pasado fin de semana.

 

“Les ordené a las fuerzas armadas de Estados Unidos lanzar ataques de precisión contra objetivos asociados con las capacidad de armas químicas del dictador sirio de Bashar al-Assad”, sostuvo Trump desde la Sala Diplomática de la Casa Blanca.

 

Testigos le dijeron que oyeron explosiones en la capital siria Damasco y que empezaron mientras Trump daba su discurso. Se utilizaron aviones, incluidos bombarderos B-1, y barcos estadounidenses en el ataque, según múltiples funcionarios de defensa de EE.UU.

 

El mandatario de EE.UU. informó que los ataques están en marcha y fueron en coordinación con Francia y Gran Bretaña.

 

La Defensa Aérea Siria está “respondiendo a la agresión estadounidense, británica y francesa”, según reportó la televisión estatal siria. El medio de comunicación informó que las defensas aéreas de su país han alcanzado 13 misiles en Al Kiswah en los suburbios de Damasco. Además, indicó hay reportes de agresiones contra el centro de investigación en el área de Barzeh en Damasco.

Este viernes la primera ministra de Gran Bretaña Theresa May también anunció en un comunicado que autorizó “a las fuerzas armadas británicas a llevar a cabo ataques coordinados y selectivos para degradar la capacidad de armas químicas del régimen sirio y disuadir su uso”.

 

Por su parte, la Presidencia de Francia aseguró en un comunicado que ordenó a sus fuerzas armadas “intervenir” este viernes “como parte de una operación internacional en coalición con Estados Unidos y Gran Bretaña y dirigida contra el arsenal químico clandestino del régimen sirio”. También indicó que “la línea roja establecida por Francia en mayo de 2017 ha sido cruzada”.

 

El presidente Trump explicó que el objetivo de la medida es “establecer un fuerte elemento de disuasión contra la producción, propagación y uso de armas químicas”. “La respuesta combinada de Estados Unidos, Gran Bretaña y Francia a estas atrocidades integrará todos los instrumentos de nuestro poder nacional: militar, económico y diplomático”, detalló.